Agosto 9, 2016

A un mes para que Mourinho y Guardiola se vuelvan a enfrentar en Inglaterra

Llegados este verano a la
ciudad del norte de Inglaterra, los dos entrenadores más cotizados del mundo,
con 44 títulos entre ambos, revivirán una rivalidad que contuvo el aliento a
los aficionados cuando dirigían al Real Madrid y el FC Barcelona.

Sus indirectas, requiebros
retóricos y dardos envenenados hacia el rival calentaron los clásicos entre
2010 y 2012.

Ello a pesar de que ambos
coincidieron en el conjunto culé cuando a mediados de los 90 Mourinho ejercía
como adjunto y traductor del inglés, Bobby Robson en un equipo que tenía a
Guardiola en su centrocampista organizador.

A 'Mou' no le agradó que el
Barça eligiese en 2008 a un recién llegado a los banquillos como Guardiola,
mientras que Pep siempre señaló la arrogancia y carácter provocador del
portugués.

"Ambos se parecen
enormemente. Son dos grandes currantes, con un gran carisma, terriblemente
ambiciosos", explica el centrocampista español Xabi Alonso, que estuvo a
las órdenes de Mourinho en el Real Madrid y a las de Guardiola en el Bayern de
Múnich.

Ahora, por primera vez,
ambos técnicos ejercerán en la misma ciudad, después de que 'Mou' fuese
despedido por el Chelsea y Guardiola dejase el Bayern.

La decepcionante última
temporada para el Manchester United, que no se clasificó para la Liga de
Campeones, y para el City, cuarto de la última Premier League, obligó a dos
equipos ganadores a dar un golpe de efecto en el banquillo.

Además, ambos han utilizado
su poderío económico para reforzar sus plantillas, sobre todo los 'diablos rojos',
especialmente con el fichaje del francés Paul Pogba o el sueco Zlatan
Ibrahimovic.

'Mou' necesita hacer olvidar
sus últimos meses en el Chelsea, al que había hecho campeón un año antes.

El portugués de 53 años fue
despedido en diciembre luego de un catastrófico inicio de temporada.

Tampoco salió por la puerta
grande del Real Madrid, por ello quiere demostrar que es un entrenador capaz de
permanecer varios años en el mismo equipo.

Pretendido desde hace años
por los 'citizens', Guardiola debe demostrar que puede lograr algo grande con
otro club que no sea el Barça de Messi, después de fracasar en la 'Champions'
con el Bayern.

Conscientes de que su
relación, sus gestos, sus palabras, serán escrutados por la prensa, ambos
técnicos has hecho hasta el momento todo lo posible por no avivar el fuego,
incluso mostrándose amables.

"Compartí con Pep dos
años en un campeonato en el que el campeón era él o yo. En esa situación los
duelos individuales tienen otro sentido porque puede haber una influencia
mayor. Pero en el campeonato inglés, si sólo me focalizo en él y en el Manchester
City, y si él sólo se centra en el United, será cualquier otro el
campeón", explicó Mourinho a finales de mayo en una conferencia en la
Universidad de Lisboa.

"Como entrenador
Mourinho es uno de los grandes nombres", indicó Guardiola en su primera
conferencia de prensa a inicios de Julio.

El primer duelo oficial
entre ambos será el 10 de septiembre en Old Trafford. Las cámaras apuntarán a
ambos. "Nos daremos la mano, por supuesto. Somos gente educada, ¿no? Él
querrá ganar y yo también", subrayó Guardiola durante la pretemporada de
preparación de su equipo en Pekín en julio.