Agosto 11, 2016

La nueva Premier League está llena de estrellas

Los refuerzos incorporados
por Manchester United, Paul Pogba y Zlatan Ibrahimovic llegaron para potenciar
el menú de estrellas en Inglaterra junto a Hazard y Agüero, que después de caer
ante el encanto económico y deportivo de un campeonato que tiene a las máximas
figuras del planeta fútbol, a excepción de los intocables Leo Messi y Cristiano
Ronaldo.

El ‘ReUnited’, expresa con
orgullo el sitio del Manchester United desde el regreso de Pogba, comprado a la
Juventus por la cifra récord de 105 millones de euros. ‘Pogback’, agrega, tras
concretarse el retorno del enganche francés de 23 años, cuatro años después de
dejar Old Trafford.

En ese período, el crack
galo se hizo grande de verdad con la Juventus, ganando títulos y regalando
toques mágicos a sus tifosi.

Asociándolo al astro sueco
Zlatan Ibrahimovic, que abandonó el París Saint-Germain tras conquistar
Francia, el nuevo Manchester United de Jose Mourinho espera reencontrarse con
la gloria del pasado, esa que perdió de a poco tras el retiro de su célebre
entrenador Alex Ferguson.

Para la Premier League,
llena de estrellas, los últimos aterrizajes de renombre no hacen más que
reforzar el interés de los aficionados del fútbol por esta Liga cada vez más
poderosa.

El sueco de 34 años, quien
recibirá 12 millones de euros de salario por un año, volverá a trabajar con su
mentor del Inter de Milán, José Mourinho, con la meta de seducir a otro gran
país del fútbol, tras hacerlo en el pasado en Francia, España e Italia, donde
ha ganado todo en el plano doméstico.

‘Ibra´ ya empezó a pagar su
alto salario con goles y títulos, al ofrecerle a los ‘diablos rojos’, con un
tanto de cabeza sobre el final del partido, la corona de la Community Shield
frente a Leicester.

Junto a Wayne Rooney, el United
tendrá un ataque de ensueño, lanzado por Pogba.

No tan lejos, el Manchester
City se arma a lo grande con el arquitecto Pep Guardiola. El técnico español
que dejó el gigante alemán Bayern Múnich llega con el objetivo de asociar bien
una plantilla también galáctica, con el artillero argentino Sergio 'Kun' Agüero
a la cabeza, pero bien asistido por el belga Kevin de Bruyne y el español David
Silva.

Semifinalistas por primera
vez en su historia el año pasado en Champions, los Ciudadanos se reforzaron con
el volante ofensivo alemán Leroy Sané, girando 50 millones de euros al Schalke
04, para alegría de Guardiola, que en enero contará también con el brasileño
Gabriel Jesus, ya comprado al Palmeiras.

Pero Londres no se puede
quejar. En el sudoeste, el belga Eden Hazard tuvo una floja temporada con
Chelsea, pero para la nueva campaña llega con las pilas puestas, después de una
buena Eurocopa-2016. A su lado contará con la protección de sus compatriotas
Thibaut Courtois, uno de los mejores arqueros del planeta, y del punta Michy
Batshuayi, adquirido al Marsella, bajo la directiva del italiano Antonio Conte.

Más al norte, el francés
Olivier Giroud, quien llegó con Francia a la final de la Eurocopa, tendrá esas
credenciales para silenciar las críticas que recibe en el Arsenal desde su
llegada en 2012. Junto al armador germano Mezut Özil, el técnico Arsene Wenger
sabe que cuenta con potencial para pelear con los gigantes de Manchester y sus
vecinos londinenses.

A algunos kilómetros de
allí, en el gran rival Tottenham, dirigido por el argentino Mauricio
Pochettino, no hay ese lujo asiático pero el trío Harry Kane-Dele Alli-Hugo
Lloris son una buena columna vertebral para volver a pelear por el título como
el año pasado.

Siempre en Londres, el
francés Dimitri Payet deberá confirmar sus sensaciones de la Eurocopa con la
camiseta del West Ham, que seguramente no podrá pelear por la corona pero su
desafío será mejorar el séptimo puesto de la última temporada.

El Leicester del italiano
Claudio Ranieri tendrá difícil su meta de defender el título, aunque dio un
gran paso al conservar en su plantilla a sus dos joyas Jamie Vardy, segundo
máximo goleador de la Premier, y Riyad Mahrez, mejor jugador del año pasado.

Y jamás hay que olvidar al
gigante Liverpool, que con el técnico alemán Jurgen Klopp buscará revancha tras
caer en la final de la Europa League la última temporada.