Septiembre 8, 2016

Estos son los cinco partidos más candentes entre José Mourinho y Pep Guardiola

José Mourinho, ahora al frente
del Manchester United, y Pep Guardiola, que dirige al vecino Manchester City,
se enfrentarán en este fin de semana en un derbi en Old Trafford, en la Premier
League, añadiendo un capítulo más a su largo historial de enfrentamientos,
entre los que se destacan:

Inter
de Milán 3 - Barcelona 1
(ida de semifinales de la Liga de
Campeones, abril de 2010):

El Barcelona había ganado la
Champions en 2009 y era favorito para repetir título en aquel 2010. Pero en la
ida de las semifinales, el Inter de 'Mou' consiguió un 3-1 que terminó con esas
esperanzas.

Pedro Rodríguez puso a los
catalanes por delante, pero los italianos consiguieron anotar con Wesley
Sneijder, Maicon y Diego Milito.

Mourinho no pudo resistirse
a lanzar un dardo ante las quejas desde el lado azulgrana de unos penales no
pitados. El portugués recordó que un año antes, también en semifinales de la
Champions, el Chelsea había considerado que el ‘barsa’ había sido beneficiado
por el árbitro: "Hace un año, el Chelsea estaba llorando y el ‘barsa’
riendo con el árbitro".

En la vuelta, el Barcelona
ganó 1-0 al Inter, un resultado insuficiente para los españoles. Los
'nerazzurri', con diez, resistieron en el Camp Nou y Mourinho consideró tras el
partido que había sido "la derrota más bonita" de su vida. Luego el
Inter fue campeón de la Liga de Campeones.

Barcelona
5 - Real Madrid 0
(Liga española, noviembre de 2010)

El ‘barsa’ de Guardiola
endosó al Real Madrid de 'mou' una de las derrotas más dolorosas de su
historia, una 'manita' de 5-0' en el Clásico liguero, que era el primero para
el portugués como entrenador del equipo blanco. Xavi Hernández, Pedro
Rodríguez, David Villa -en dos ocasiones- y Jeffren firmaron los goles del
Barcelona. "Estoy orgulloso de que todo el mundo haya visto cómo jugamos
al fútbol", se enorgulleció 'Pep'.

Barcelona
0 - Real Madrid 1
(final de la Copa del Rey, abril de 2011)

Unos meses después de la
humillación del Camp Nou, Mourinho consiguió romper una sequía de 18 años del
Real Madrid sin levantar la Copa del Rey. El partido se decidió en la primera
parte de la prórroga con un gol de Cristiano Ronaldo a pase de Ángel Di María.
"Un fantástico triunfo", para Mourinho.

Real
Madrid 0 - Barcelona 2
(ida de semifinales de la Liga de
Campeones, abril de 2011)

La rivalidad Guardiola-Mourinho
estaba en un punto máximo y la prensa no ahorraba en titulares para ese pulso a
distancia. El entrenador catalán llegó a decir que Mourinho era "el puto
amo" en la sala de prensa por su capacidad para la provocación. Guardiola
rio de último en aquella ocasión, con dos goles de Lionel Messi que dejaron a
los suyos con pie y medio en la final de Wembley, que luego terminarían ganando
al Manchester United. Pepe fue expulsado y eso encendió a Mourinho: "Ante
el Barcelona no tienes ninguna posibilidad. Porque la UEFA no deja a ninguno de
los otros equipos jugar contra ellos. No sé por qué. No sé si es por la
publicidad de Unicef, no sé si es porque son muy simpáticos...", afirmó el
portugués, insinuando favores arbitrales.

Barcelona
3 - Real Madrid 2
(vuelta de la Supercopa de España, agosto de
2011)

La guerra fría
Mourinho-Guardiola no da muestras de relajarse. Con 2-2 en la ida, todo estaba
abierto para la vuelta en la Supercopa de España, en la apertura de la
temporada 2011-2012.

Andrés Iniesta abrió el
marcador en el Camp Nou y Cristiano empató cinco minutos después. Messi puso de
nuevo al ‘barsa’ arriba, con un gol al borde del descanso y en el 81’ Karim
Benzema logró un gol que parecía conducir a la prórroga. Hasta que Messi, en el
88, firmó el 3-2 definitivo y dio el trofeo a los locales.

El descuento final estuvo
marcado por una gran tensión y las expulsiones de Marcelo y Mesut Özil en el
lado madrileño y David Villa en el catalán. En mitad de la refriega, Mourinho
metió el dedo en el ojo a Tito Vilanova, entonces ayudante de Guardiola.

El defensa del Barcelona
Gerard Piqué fue uno de los más enfadados: "Mourinho está destruyendo el
fútbol español", llegó a afirmar.