Diciembre 9, 2011

La mujeres que llevaron a Colombia a un Mundial

Cuidado, un partido como el de este martes, con el que Colombia
debutó en un Mundial Femenino perdiendo frente a Suecia, hay que
analizarlo con lupa.

Es fácil criticar a la Selección, decir que
se salvó de una goleada por la falta de puntería de las suecas y por
unas excelentes atajadas de Sandra Sepúlveda. Es ligero decir que en el
gol de Landstrom al minuto 57 hubo falta de presión por el costado
izquierdo y que la delantera sueca recibió sola frente al arco. Es obvio
decir que no tiene profundidad y que la falta de ideas en el medio
influyó para que tuviéramos pocas opciones en el arco rival, salvo un
par de remates de Carmen Rodallega. 

Todo eso se puede decir sin mayor dificultad porque es cierto. Pero ojo, esto hay que verlo de otra forma.

El
debut de Colombia en un Mundial fue una excelente demostración de
perosnalidad y carácter por parte de unas jugadoras que no tienen el
nivel para hacerle frente a un rival como Suecia. Mejor dicho: todas las
integrantes de la selección escandinava son jugadoras profesionales,
están en ligas y en equipos que mueven dinero, que tienen entrenamientos
profesionales, que manejan fichajes. Las nuestras no. Las nuestras son
jugadoras aficionadas o universitarias. Su nivel es otro. Es, haciendo
una analogía con el fútbol masculino, como si un equipo de cualquier
liga departamental se hubiese enfrentado a un club de primera división
europea.

Por eso criticar la derrota frente a Suecia, que por
cierto es una de las llamadas a pelear el título en este Mundial, es ser
caradura. Por el contrario, hay que destacar el liderazgo y las
aptitudes de Natalia Gaitán, la capitana del equipo que se lució en
defensa y salvó en dos ocasiones el arco criollo; hay que destacar los
intentos de salida de Nataly Arias por izquierda, el talento de
Rodallega, que se echó el equipo al hombro y jalonó un remate de juego
en el que incluso pudimos empatar.

En las estadísticas de la Fifa
quedó el registro de que Colombia tuvo el balón el 55% del tiempo y eso
es algo significativo. Por supuesto, ahora hay que trabajar para que ese
dominio se convierta en goles, algo que va a ser complicado. hay que
trabajar más la conexión entre Rodallega y Yoreli Rincón, y hay que
motivar mucho la confianza de las atacantes, que frente a defensas
experimentadas como la sueca o como la de Estados Uniods van a sentirse
menos. Eso le pasó a Lady Andrade, Catalina Usme y Katerin Castro frente
a Suecia.

¿Se puede mejorar? Muchísimo. hay con qué. Sobre todo,
hay voluntad y personalidad. Porque sabiéndose menos, teniendo claro que
este es el máximo torneo que van a jugar en su vida, asumiendo la
presión del debut frente a una potencia, todas las jugadoras de la
Selección mostraron que nada de eso les importa. Ellas fueron a Alemania
a jugar y a demostrar que el fútbol femenino avanza en Colombia con
pasos de gigante.

Por eso así, simplemente y sin conformismo, este debut, con derrota y todo, es ganancia. 

Síntesis: 

Colombia:
Sandra Sepúlveda; Andrea Peralta (Ingrid Vidal, 79), Kelis Peduzine,
Natalia Gaitán, Nataly Arias, Daniela Montoya (Yulieth Domínguez, 66),
Diana Ospina, Carmen Rodallega, Yoreli Rincón, Lady Andrade y Catalina
Usme (Katerín Castro, 59).

Suecia: Hedving Lindahl, Charlott
Rohlin, Annica Svensson, Caroline Seger (Nila Fisher,
69), Sara Thunebro, Sara Larsson, Lotta Schelin, Jessica Landstrom
(Madeline Edlund, 81), Terese Sjorgran, Linda Forsberg (Sofia Jakobsson,
54), Lisa Dahlkvist.  

Gol: Landstrom (57) 

Amonestada: Seger