Diciembre 9, 2011

Julio Grondona, amo y señor del fútbol argentino

La votación terminó (46-0) a favor de Grondona, quien con este nuevo
periodo en el cargo completará 36 años al frente de la AFA.

A la asamblea de la Asociación del Fútbol Argentino asistieron 46 de los
49 directivos que podían votar. No se hicieron presentes los dirigentes
de los clubes Independiente, Vélez Sarsfield y Atlético Rafaela.

No obstante, en una asamblea paralela llevada a cabo en los pasillos de
la sede de la entidad, 52 dirigentes de otros 66 clubes del interior del
país eligieron como presidente al empresario Daniel Vila, propietario
de varios medios de comunicación y titular del Independiente Rivadavia
de Mendoza, de la Segunda División.

Esta situación en la que dos dirigentes reclaman la presidencia de la
Asociación del Fútbol Argentino (AFA), en medio de un escándalo, puede
derivar en la intervención de la entidad si prospera un pedido que harán
este miércoles dos candidatos a diputados.

Vila, que se opone a la gestión de Grondona y asegura que pretende
democratizar el fútbol, acudió a la sede de la AFA con una resolución
judicial que habilitaba a los representantes de los 66 clubes que le
apoyan a votar en la asamblea.

Según los estatutos de la AFA, solo 49 clubes tienen derecho a voto para
elegir al presidente de la entidad rectora del fútbol argentino.

Al no poder cumplir su cometido de participar en la asamblea, Vila salió
a la calle para denunciar la situación ante los medios de prensa que
aguardaban su palabra y no pudo volver a ingresar pese a que estaba
acompañado por un oficial de justicia.

Mientras en la asamblea oficial se reelegía a Grondona, Daniel Vila
comunicó que 52 de los 66 dirigentes que le respaldan y que sí habían
logrado permanecer en el edificio de la AFA le habían consagrado como la
máxima autoridad del fútbol local.

"Soy el nuevo presidente de la AFA", dijo Vila a los periodistas, tras
acusar a los máximos dirigentes de la entidad de no acatar las
resoluciones judiciales y calificar lo ocurrido hoy como "un papelón".

Vila consideró "nula" la asamblea que reeligió a Grondona y aseguró que
este miércoles acudirá a la jueza que avaló el derecho a voto de los 66
clubes del interior, Liliana Georgetti de Macagno, para que decida cómo
debe hacerse cargo de la presidencia de la AFA.

Por su parte, Manuel Garrido y Graciela Ocaña, candidatos a diputados en
las elecciones generales del próximo domingo, adelantaron que mañana
presentarán un pedido formal a la Auditoría General de la Nación para
que intervenga y audite la AFA.

El escándalo ocurrió horas después de que Julio Grondona, también
vicepresidente de la FIFA, denunciara este martes penalmente por
"coacción y extorsión" a Daniel Vila y al empresario Carlos Ávila.

Ávila, exsocio de la AFA en la transmisión televisiva de los partidos
del fútbol argentino, grabó hace unos meses una cámara oculta en la que
se ve y se escucha a Grondona hablar de "plata negra" y amenazar a un
periodista.

Algunos fragmentos de este vídeo fueron difundidos este lunes por los canales de televisión América, cuyo dueño es Vila, y C5N.

La cámara oculta, que ya está en poder de un juez, fue acercada a estos
canales por Mariano Cúneo Libarona, abogado de Carlos Ávila, quien ha
denunciado a Grondona por "administración fraudulenta".

Cúneo Libarona también mostró documentos que, dijo, "acreditarían" la
titularidad de Grondona de millonarias cuentas bancarias en Suiza y
aseguró que la Justicia "verá" si el caso amerita investigar el delito
de "lavado de dinero".

En 32 años al frente de la AFA, una sola vez Grondona tuvo oposición en
la asamblea en la que se dirimía la presidencia de la entidad. Fue en
1991 y quien compitió con el veterano dirigente fue el fallecido
exárbitro Teodoro Nitti, quien solo obtuvo un voto.

Lo cierto es que no pasó nada: Grondona se quedó a pesar del escándalo y
de la oposición de los minoritarios, que en últimas ni siquiera
pudieron votar pues la propia AFA se los impidió. Don Julio, una vez
más, demostró ser intocable...