Diciembre 13, 2011

La histórica victoria de Once Caldas en Brasil sobre Cruzeiro

Como hace tiempo no se veía a nivel continental, un equipo colombiano superó las adversidades, contar todos los pronósticos y dio un golpe de opinión en la Copa Libertadores.

Once Caldas, instalado en los octavos de final gracias a un milagro parecido en la última fecha del grupo A, se cruzó en su camino con el equipo que todos querían evitar, Cruzeiro, arrollador desde la primera fecha.

En el juego de ida en Manizales, esa diferencia se hizo sentir y los brasileños se quedaron con una victoria 1-2. En los papeles, resultado más que favorable para cerrar la serie en casa.

Este miércoles Once Caldas escribió una historia diferente. Pisó el estadio Arena do Jacaré de la ciudad de Sete Lagoas con hambre de gloria, sin complejos ante la ‘bestia azul'.

En realidad, el club colombiano ejerció el juego de siempre, formulado por el técnico Juan Carlos Osorio hacia el ataque. Con una defensa de cuatro hombres, tres volantes mixtos y un tridente ofensivo que cuando se enchufa es certero.

En Brasil lució más Wason Rentería, que le ganó siempre por fuerza y habilidad y a los centrales brasileños. Movedizo, creó las primeras opciones de los albos.

El guardameta Fabio y el larguero repelieron los mejores disparos de Rentería, que dio mucho trabajo a los de Belo Horizonte al pasearse por el área chica rival con extremada facilidad.

Cruzeiro no hizo gala de su condición de mejor equipo de la fase de grupos, en la cual alcanzó 16 puntos de 18 posibles, y a duras penas consiguió rebasar la línea del centro del campo, donde los de Manizales presionaron con ahínco.

El equipo brasileño, que ya estaba desdibujado, se quedó en inferioridad numérica a la media hora por la expulsión de Roger, que estaba demasiado revolucionado y cometió dos duras faltas a destiempo.

Con un jugador más, el Once Caldas se envalentonó, tomó la iniciativa y acorraló a los 'mineiros', que antes del descanso tan solo se acercaron al gol en un tiro desviado del paraguayo José Ortigoza.

Al inicio de la segunda mitad, el Cruzeiro renunció al balón de forma nítida y retrasó la línea de presión a su propio campo, lo que dejó a los visitantes tocar a placer, hasta que la expulsión de Carlos Carbonero, por un codazo a Henrique, volvió a equilibrar las fuerzas.

La ambición del Once Caldas era mayor y Diego Amaya logró abrir el marcador casi en el ecuador de la segunda parte con un testarazo en cobro de tiro de esquina que puso el balón en el ángulo izquierdo del arco de Fabio.

Cinco minutos después, Dayro Moreno asestó el segundo golpe, al rematar a gol un balón que quedó suelto en el área después de que John Pajoy disparase al poste.

Los dos goles consecutivos obligaban al Cruzeiro a despertar y los brasileños se volcaron al ataque a la desesperada.

Gilberto mandó el balón a las redes a siete minutos del final, pero el árbitro anuló el tanto por un fuera de juego discutido por los locales, que habría mandado el partido a los penaltis.

El argentino Walter Montillo fue el jugador más activo del Cruzeiro en los últimos minutos y tuvo un par de oportunidades de anotar, pero el arquero Luis Martínez estuvo a la altura.

En el tiempo de descuento, el árbitro expulsó al entrenador del Cruzeiro, Cuca, por protestar después de un encontronazo entre dos jugadores.

Esta vez, Once Caldas no permitió goles sorpresivos. El arquero Luis Martínez levantó los brazos invicto y victorioso para luego abrazarse con sus compañeros. Triunfo merecido. Celebra Manizales.

Ficha técnica:

0. Cruzeiro: Fabio; Pablo, Gil, Mauricio Victorino, Gilberto; Marquinhos Paraná, Henrique (m.74, André Dias), Roger, Walter Montillo; José Ortigoza (m.67, Dudu) y Ernesto Farías (m.36, Éverton). Entrenador: Cuca.

2. Once Caldas: Luis Martínez; Elkin Calle, Diego Amaya, Alexis Henríquez, Luis Núñez; Harrison Henao (m.54, John Pajoy), Alexander Mejía, Matías Mirabaje (m.65, Jeferson Cuero), Carlos Carbonero; Dayro Moreno (m.85, Félix Micolta) y Wason Rentería. Entrenador: Juan Carlos Osorio.

Goles: 0-1, m.66: Diego Amaya. 0-2, m.71, Dayro Moreno.

Árbitro: el paraguayo Antonio Arias expulsó por doble amonestación a Roger (m.30) y con tarjeta roja a Carlos Carbonero (m.55). Mostró cartulina amarilla a Ernesto Farías, Alexis Henríquez, Rentería, Gil. El entrenador del Cruzeiro, Cuca, fue expulsado en el tiempo de descuento.

Incidencias: Partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores, jugado en el estadio Arena do Jacaré de la ciudad de Sete Lagoas, ante unos 15.000 aficionados.