Diciembre 13, 2011

Millonarios se demoró diez años, pero de nuevo fue campeón

Ante cerca de 42.000 hinchas azules que se dieron cita en el estadio El Campín de Bogotá, el conjunto capitalino pudo por fin desahogarse tras tantos años de frustraciones. La última copa la habían levantado los azules en 2001, cuando se quedaron con la Merconorte luego de derrotar al Emelec ecuatoriano.

Con el grito de "Millos, Millos..." en la tribuna, los primeros 10 minutos del juego fueron de estudio, ya que los equipos trataron de hacerse a la posesión del balón, con más lucha que otra cosa. Los reiterados cortes por faltas en la mitad del terreno reflejaron la ansiedad de dos conjuntos que no quisieron regalarle ni un centímetro de espacio a su rival.

Sin embargo, el 0-1 en contra de Tunja obligaba a Boyacá Chicó a ir en búsqueda de la paridad global, por lo que los ‘ajedrezados' se volcaron sobre terreno de Millonarios.

Los dirigidos por Alberto Gamero intentaron acallar los gritos de la tribuna con tres remates del peligrosísimo John Montaño, quien no pudo festejar el primer tanto de la noche por dos excelentes intervenciones del arquero Nelson Ramos y la falta de puntería al ejecutar un tiro libre que pasó rozando el palo horizontal.

Con su rival amenazándolo reiteradamente con despojarlo del sueño, Millonarios despertó y pudo a partir del minuto 31 mostrar algún tipo de reacción. Mayer Candelo, Rafael Robayo y Édizon Toloza lograron juntarse para crear importantes oportunidades de gol.

El primero en probar, aunque sin dirección, fue Erick Moreno. Al delantero le siguió en el intento de gol Candelo con un remate cruzado. Pero, sin duda, la opción más clara de los primeros 45 minutos la tuvo en sus botines otra vez Moreno, quien luego de un gran pase a media altura de Toloza, buscó hacer el gol de su vida con una media volea que le salió tan desviada que hizo que la mayoría de hinchas se tomaran la cabeza.

Para la segunda parte, Millonarios salió con mayores bríos que su rival, dispuesto a liquidar rápidamente la serie.

Toloza, con dos disparos en los primeros 10 minutos, hizo estirar al juvenil guardameta Cristian Bonilla. Mientras Millonarios lucía claro, Chicó no encontraba el balón y se llenaba de tarjetas amarillas por faltas reiteradas.

Sin embargo, Montaño estaba en la cancha con su zurda prodigiosa. El lateral izquierdo aprovechó un nuevo tiro libre al borde del área para soltar otro misil y hacer que nuevamente Ramos se vistiera de héroe y salvara a su equipo.

Con el paso de los minutos, aparecieron los movimientos estratégicos desde los bancos de suplentes. En Millonarios el técnico venezolano Richard Páez mandó al campo a José Tancredi por Moreno, mientras por los lados ‘ajedrezados' saltó Diego Chica, en sustitución de Rafael Navarro.

El juego se hizo muy parejo, con un poco más de tenencia de pelota por parte de Millonarios, pero con el peligro constante de alguna jugada que pudiera acercar a Chicó a la paridad global.

Sin embargo, llegaría el minuto 74 y una jugada que amenazaría las aspiraciones del equipo visitante. Avimileth Rivas vio la tarjeta roja (segunda amarilla) por falta en la mitad del terreno y dejó a su equipo con 10 hombres.

Sin importar la inferioridad numérica, el equipo boyacense aguantó como pudo la arremetida de su rival, por lo menos por unos minutos hasta que llegó una nueva acción en el área ajedrezada que el árbitro sancionó como penalti por falta sobre Toloza (78').

Mayer Candelo, el veterano del equipo, tomó la responsabilidad del cobro pero el juvenil Bonilla voló sobre su mano derecha y detuvo el remate.

La gran salvada del guardameta le devolvió la ilusión a su equipo y postergó la angustia para los hinchas azules. Sin embargo, unos minutos más tarde, al 84, el guardameta pasaría de héroe a villano tras equivocarse en un despeje y regalarle el balón a Candelo para que este se desquitara y enviara el esférico al fondo de la red.

Gol cantado con el alma por Candelo y los hinchas azules. Ya no había mucho por hacer, con el 2-0 global la suerte estaba echada y el título de Millonarios consumado.

Nóminas:

Millonarios: Nelson Ramos, Lewis Ochoa, Pedro Franco, Alejandro Cichero, Luis Mosquera, Rafael Robayo, Jarol Martínez, Juan Estaban Ortíz, Mayer Candelo (José Mera - 89'), Erick Moreno (José Tancredi - 58') y Edison Toloza.

Boyacá Chico: Cristian Bonilla, Pedro Pino (Elvis Perlaza - 16'), Johnny Mostacilla, Juan Gabriel Galicia, Jhon Montaño, Jeison Gordillo Vargas, Jhony Ramírez, Edwin Móvil (Luis Mena - 77'), Rafael Navarro (Diego Chica - 64'), José Correa y Avimileth Rivas (expulsado - 74').