Diciembre 13, 2011

La vieja guardia del América al rescate

Pierre Cambronne, general de la Guardia Imperial de Napoleón Bonaparte, dejó en plena batalla de Waterloo una frase para la posteridad: "La guardia muere pero no se rinde". Esa parece ser la consigna del América para esta temporada, pues entre sus refuerzos destacan varias viejas glorias que alcanzaron la fama vestidos de rojo y que ahora vuelven para tratar de ayudar al Diablo en su mala hora.

En medio de un vaivén estructural, con el final del Nuevo América y la falta de resolución sobre la liquidez y viabilidad de la antigua Corporación Deportiva, el América apela para esta Liga Postobón II a jugadores que saben lo que les corre pierna arriba.

Al capitán Jorge Banguero se suman veteranos como Hernando 'Cocho' Patiño (que debutó con el América en 1994), Jersson González (debutante en el 93 y cuatro veces campeón con el club) y Alex del Castillo (generación 98), y otros no tan recorridos pero también de la entraña escarlata como Rubén Darío Bustos (tricampeón con la camiseta roja) y Paulo César Arango (debutó en 2004 y fue campeón en el 2008).

Además, es probable que a esta 'Guardia Imperial' se una Julián Viáfara, quien se encuentra en Cali y, al parecer, se quedaría en la ciudad después de tres años exitosos en el Vitoria brasileño, en donde fue campeón regional e ídolo local.

América, que comenzará el torneo en puesto de promoción (aunque con la tranquilidad de los 12 puntos de ventaja sobre Pereira en el descenso directo), dará la pelea para huirle a la B y su vieja guardia está dispuesta a todo. Como lo dijo Cambronne: "¡la guardia muere pero no se rinde!".