Octubre 30, 2017

Con 13 jugadores, Perú inició entrenamientos de cara al repechaje contra Nueva Zelanda

La selección de Perú comenzó el lunes los entrenamientos de cara a los partidos de repechaje ante Nueva Zelanda en noviembre, en busca de un cupo a Rusia-2018 y acabar una sequía de 36 años sin ir a un Mundial.

Con una tropa inicial de 13 jugadores iniciaron las prácticas de calentamientos bajo el mando del equipo técnico que lidera el argentino Ricardo Gareca.

En el primer día de trabajo de los cinco que tendrán en Perú antes de partir a Wellington, los jugadores fueron divididos en dos grupos: uno realizó trabajos de campos como trotes y estiramientos, mientras el otro se preparó en el gimnasio. El martes se espera la llegada de algunos legionarios.

La prensa local reportó el lunes que la Comisión Disciplinaria de la FIFA (CDF) resolvió cancelar todas las amonestaciones que no hayan conllevado a una expulsión o una suspensión, con miras al repechaje intercontinental para rusia-2018 entre Perú y Nueva Zelanda.

Lea también: Se conocen más detalles de la que sería la camiseta de Colombia para 2018

En Perú, la decisión beneficia a Luis Advíncula, Carlos Cáceda, André Carrillo, Nilson Loyola, Renato Tapia, Miguel Trauco, José Carvallo, su portero estrella Pedro Gallese y a su goleador, Paolo Guerrero. Por el momento, el 'Tigre' Gareca dispone de todas sus fichas para armar el juego.

Perú disputará su primer partido el sábado 11 de noviembre en Nueva Zelanda. El duelo de vuelta será en el Estadio Nacional de Lima, el miércoles 15.

"Es algo abrumador ponerte la ropa de la selección, el llamado lo tomo con mucha responsabilidad", dijo el reciente convocado Adrián Zela, el recio defensa del deportivo Municipal, al término de los entrenamientos.

Lea también:“Soy muy amigo del presidente, eso ayuda": Buffon y su permanencia en la 'Juve'

Su convocatoria sorprendió a la afición. La prensa especuló que su ingreso tendría que ver con su fortaleza física y tamaño (1,84 m), que le ayudarían a contener el ataque de la fornida delantera neozelandesa.

Zela confesó que siempre estuvo expectante al llamado, y por ello trabajó duro con su club Municipal. "Cuando se comunicaron conmigo por el trámite de la visa sabía que me estaban mirando y mi trabajo era valorado. Estoy en un buen momento en lo personal y me agarra listo física y mentalmente", contó emocionado el zaguero.