Marzo 17, 2019

Incidentes de violencia obligaron a suspender el clásico entre Panthinaikos y Olympiacos

Hinchas del Panathinaikos quemando banderas del Olympiacos. FOTO: AFP.

Lamentables hechos tanto afuera como adentro del Estadio Olímpico de Atenas obligaron a que el popular derbi griego, disputado este domingo, no pudiera completarse.

El derbi ateniense entre el Panathinaikos y el Olympiacos fue interrumpido primero y suspendido después por los graves incidentes ocurridos en los exteriores del estadio Spiros Louis, cuando los visitantes ganaban por 0-1 gracias al gol del español Miguel Ángel Guerrero.

Los altercados fuera del recinto entre la policía y los aficionados provocaron que el árbitro alemán Marcus Fritz determinara el final del choque entre los eternos rivales del fútbol heleno.

Vea también: Triplete y show de Lionel Messi consolidó más en el liderato a Barcelona: victoria 1-4 contra Betis

El partido de la vigésima quinta jornada de la Liga de Grecia ya fue interrumpido a los cinco minutos de juego cuando un grupo de seguidores locales superó a la seguridad del estadio y se dirigió hacia el banquillo del Olympiacos.

Las fuerzas policiales dispersaron a estos aficionados, que regresaron a las gradas. El partido se reanudó diez minutos después.

Pero fue en el 70, con la ventaja del Olympiacos ya en el marcador, cuando, el partido se suspendió definitivamente.

Los incidentes fuera del estadio entre otro grupo de seguidores y las fuerzas antidisturbios elevaron el ambiente tanto dentro como fuera del campo. En los exteriores, el enfrentamiento entre la policía y los fans se acentuó.

Lea también: Duván Zapata, esta vez lo puso: gran asistencia para el empate de Atalanta 1-1 con Chievo

Además de todo ello, los aficionados del Panathinaikos quemaron banderas alusivas a su eterno rival.

Los seguidores lanzaron a la policía cócteles molotov y otros objetos mientras las fuerzas de seguridad intentaron dispersar la situación con gases lacrimógenos. Una gran humareda invadió el estadio y provocó casos de problemas respiratorios a los aficionados que estaban en las gradas.

El choque se interrumpió durante 45 minutos. Después, el árbitro Marcus Fritz regresó al campo para comprobar si la situación se había solventado. Pero el recinto no se evacuó totalmente y el árbitro germano optó por suspender el partido.

Para ese momento, el Olympiacos dominaba el marcador gracias al gol del español Guerrero, que remató de cabeza un centro de Leonardo Koutris en el minuto 53.

Imágenes de los incidentes:

Descargue aquí completamente gratis la aplicación de Gol Caracol Resultados

Temas relacionados: