Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Fiesta de goles y errores defensivos en el Pasto 4-3 Chicó

Siete goles se vieron en el Estadio Libertad de la capital nariñense durante un emotivo juego en el que los dueños de casa se suman al lote de los 16 puntos, mientras la visita se hunde.

Todos los detalles, formaciones y estadísticas del juego en este enlace.

Hay partidos que uno no sabe cómo leer y este es el mejor ejemplo: por un lado, siete goles, una fiesta completa que demuestra un juego muy emocionante con dos equipos que, cual pugilistas imitando a Rocky, se tirraron todo tipo de golpes sin pensar nunca en subir la guardia.

Pero ese es precisamente el otro lado: Chicó hizo tres goles como visitante y, aún así, perdió, mientras Pasto terminó sufriendo a pesar de haber hecho cuatro goles. Eso sólo significa descompensación.

Juan Mahecha puso arriba a la visita antes del minuto 2 en lo que parecía la resurrección de un Chicó que entró en crisis tras la renuncia de Alberto Gamero quien, sin embargo, estuvo en el banquillo después de que Pimentel lo convenciera de quedarse.

Fue un buen partido para la visita por momentos, se le vio sólido, inteligente, ordenado y rápido en ataque, pero la defensa mostró que es la cruz de este equipo que en 12 juegos ha recibido 20 goles.

Ahí hay que mencionar la imagen enorme de Julián Lalinde. El uruguayo se encargó de amargarle la noche al rival y mostró que cuando el Pasto quiere es uno equipo altamente peligroso.

Publicidad

Al 23 un cabezazo suyo puso el 1-1 con el que terminaría la primera parte, con dos equipos entregando espectáculo y prometiendo más, y ahí llegó la segunda mitad para entregarle goles a los fanáticos y dolores de cabeza a los técnicos.

Al minuto 51 una jugada de Lalinde le permitió a Jorge Ramírez poner el 2-1. Mauricio Mina lo sustituyó diez minutos después y al 28 de la segunda parte puso el 3-1. Cristian Alessandrini le dio aire a la visita al 36 con el 3-2, pero inmediatamente Juan Sebastián Villota puso el 4-2 y, mientras unos y otros no sabían si celebrar o lamentarse, Jairo 'El Tigre' Castillo puso el 4-3.

Fueron tres goles en tres minutos, algo demencial, emotivo pero traumático, y las emociones desbordadas llevaron a la expulsión de Alessandrini pero no cambiaron el marcador.

Pasto, con los mismos 16 puntos del sexto (Equidad) recibirá el miércoles a Alianza Petrolera mientras Chicó buscará su segunda victoria del semestre más negro en años  recibiendo al colero Cúcuta.  

En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO