Junio 22, 2017

Oscar fue suspendido ocho partidos, tras pelea en Super Liga china

Twitter: @oscar8

El futbolista brasileño provocó una riña durante el partido en el que su equipo, el Shanghai SIPG, disputaba contra el Guangzhou R&F.

El exjugador del Chelsea lanzó, de manera deliberada y hasta en dos ocasiones, el balón contra los futbolistas oponentes en el choque de alto voltaje que ambas escuadras protagonizaron el pasado domingo. Los futbolistas del Guangzhou R&F le rodearon para increparle y cuando el brasileño cayó al suelo comenzó una multitudinaria pelea.

La asociación de fútbol de China (CFA en sus siglas en inglés) impuso suspensiones para cuatro futbolistas, incluido Oscar, que además tendrá que pagar una multa de 40.000 yuanes (6.000 dólares).

El centrocampista, de 25 años, es uno de los futbolistas más talentosos del campeonato chino y llegó a su actual equipo a cambio de 60 millones de euros.

Su prestigio no le ha servido para evitar la sanción de la CFA, organismo que además le culpa de haber sido él quien, al filo del descanso, desencadenó la trifulca.

Oscar no podrá volver a disputar un partido hasta finales de agosto, perdiéndose la importante cita del próximo 22 de julio ante el líder Guangzhou Evergrande.

Lea acá: Salvavidas para el Parma: grupo chino adquiere el 30 %

"Tuvo un impacto muy negativo sobre el partido", dijo la CFA en un comunicado a propósito de la actuación del brasileño, que consideran el detonante de una pelea que terminó implicando a los dos banquillos, equipos técnicos incluidos.

- 'Proteger al fútbol chino' -

Dos jugadores por cada escuadra fueron expulsados. Uno de ellos, Fu Huan, compañero de Oscar, fue suspendido con seis partidos, mientras que Li Tixiang, del Guangzhou R&F, fue sancionado con cinco.

El cuarto implicado, Chen Zhizhao, que en las imágenes parece empujar al futbolista brasileño, recibió siete partidos de suspensión.

El encuentro terminó 1-1, por lo que no varió la ventaja de cuatro puntos que separan a ambos equipos.

El técnico del Shanghai SIPG (2º clasificado), el portugués Villas-Boas, defendió a su jugador estrella tras el encuentro, alegando que el futbolista fue solo "demasiado pasional".

Oscar, por su parte, negó haber lanzado el balón contra sus rivales a propósito.

"¿Falta de respeto hacia el oponente? Eso no es cierto. Soy un futbolista entregado y deportivo", explicó el brasileño en unas declaraciones recogidas por la página web Sina Sports.

El objetivo de la CFA es salvaguardar la reputación del fútbol chino, por eso no duda en aplicar duras sanciones contra los que no respeten las normas.

El pasado marzo sancionó al jugador local Qin Sheng (Shanghai Shenhua) con seis meses de suspensión por pisar de forma deliberada al futbolista belga Axel Witsel.

Temas relacionados: