Diciembre 1, 2017

Senegal pasó en medio de la polémica al Mundial de Rusia 2018 y ahora espera dar sorpresas

Aliou Cisse es su técnico y su máxima figura es Sadio Mané, delantero del Liverpool. Para su clasificación a la Copa del Mundo del año entrante se tuvo que repetir un partido con Sudáfrica, por un cuestionado arbitraje.

La Selección de Senegal, que en Rusia jugará su segundo mundial, será uno de los rivales de Colombia, en el Mundial de 2018. Los llamados ‘Leones de Taringa’ consiguieron su tiquete al certamen orbital en una decisión que tuvo amplios espacios en la prensa.

Vea acá: La opinión de Carlos Valderrama desde Rusia

“Invictos en medio de polémica, pues su derrota contra Sudáfrica fue revertida después de que el árbitro del partido, Joseph Lamptey, fue vetado de por vida por manipular juegos. Senegal ganó 2-0 la repetición y logró cómodamente su pase”, indicó el reputado ‘New York Times’.

Pero más allá de eso, los senegaleses tienen un equipo de potencia, fuerza, velocidad y una nómina con jugadores de importancia como Kalidou Koulibaly, defensor del Nápoles; Idrissa Gueye, volante de buen pie que juega en Everton, de Inglaterra; y Sadio Mané, delantero del Liverpoool, y quien cuenta con el respaldo de Keita Baldé, compañero de Falcao García en el Mónaco.

Vea acá: ¿Siguió enfermo Diego Maradona? así habló en la sede del sorteo

Senegal no será novata en los estadios rusos, ya que en el Mundial de Corea y Japón 2002 se erigieron como una de las gratas sorpresas al llegar hasta los cuartos de final, cuando fue eliminada por Turquía.

Los africanos cuentan con un entrenador como Aliou Cisse, quien hizo parte de la nómina de la cita mundialista de 2002 y que también estuvo sentado en el banquillo de los senegaleses Sub-23.