Noviembre 10, 2017

Suecia hizo respetar su casa y venció 1-0 a Italia en la ida del repechaje europeo

Italia puso en peligro su participación en Rusia-2018 al perder este viernes ante Suecia por 1-0 en Solna, en las afueras de Estocolmo, en el partido de ida de la repesca europea al Mundial.

Suecia derrotó 1-0 a Italia y pegó primero para clasificar al Mundial...

El gol sueco llegó en el minuto 61, en una jugada desafortunada de los Azzurri, en que Daniele de Rossi desvió el balón, descolocando a Gianluigi Buffon, tras un disparo desde fuera del área de Jakob Johansson, centrocampista del AEK de Atenas.

El técnico italiano Gian Piero Ventura decidió cambiar su esquema tradicional de 4-4-2 para salir con un 3-5-2, por lo que la Azzurra cerraba en el centro del campo los avances suecos, con el dúo De Rossi-Marco Verratti muy activo.

Lea también: Colombia perdió 2-1 frente a Corea del Sur, en un ensayo que dejó más dudas que certezas

Suecia fue fiel a su 4-4-2 y dominó el juego en la primera parte, pero su posesión de balón no se tradujo en grandes aproximaciones a la meta de Buffon.

Verratti vio una tarjeta amarilla por una dura entrada cuando se acercaba la primera media hora de partido, que le hará perderse el partido de vuelta el lunes en Milán.

Suecia dominó en esa primera parte, pero Italia tuvo tal vez la mejor ocasión cuando Andrea Belotti lanzó un remate que se marchó fuera por poco.

Lea también: Las variantes no cumplieron en la Selección: el análisis uno a uno de Colombia

La selección escandinava estuvo más activa antes del descanso, con buenas acciones en ataque protagonizadas por Ola Toivonen, Marcus Berg y Emil Forsberg, pero sin sorprender al veterano equipo italiano, con jugadores como De Rossi, Buffon y Giorgio Chiellini, casi 400 partidos internacionales entre los tres.

Con el tanto de Suecia, Ventura dio entrada al delantero italo-brasileño Eder, en lugar de Belotti, buscando alternativas en ataque, colocando también a falta de un cuarto de hora a Lorenzo Insigne por Verratti.

Italia intentará el lunes, en la vuelta en Milán, clasificarse para el Mundial, una cita a la que solo han faltado en dos ocasiones, en la primera edición en Uruguay-1930, que no la disputó, y en Suecia-1958, que no se clasificó.

En caso de ser eliminada en Milán, sería la segunda vez que Italia no se clasifica a un Mundial y la primera en los últimos sesenta años.