Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Y un día el Tolima volvió con estos goles ¡buen 2-1 sobre Cúcuta!

Danny Santoya se vistió de héroe y no sólo convirtió el primer gol de los pijaos en el torneo, sino que se fue de doblete y fabricó la primera victoria de un equipo que venía muy mal. Los motilones amenazaron al final del juego, pero no les alcanzó.

Era increíble que el Deportes Tolima, el mejor equipo del fútbol colombiano de los últimos dos años a pesar de no lograr el título, estuviera en la cola de esta Liga Postobón, sin un solo gol a favor y con una serie de malos resultados (incluyendo la eliminación en la Copa Postobón), que dejaban un pésimo sabor de boca.

Por eso hay que celebrar que el cuadro de Hernán Torres este domingo intentó parecerse en algo a lo que había sido. Porque claro, no está Wilder Medina (¡y cómo le hace falta!), pero con Marrugo afilado y Gustavo Bolívar recordando por qué se convirtió en hombre de Selección, el Tolima se vuelve cosa seria. Además, apareció Danny santoya para acabar con la crisis.

El buen delantero acabó al minuto 17 de juego con la maldición en frente del arco rival, y con ese gol parece que los de vinotinto y oro se quitaron un peso de encima.

Cúcuta fue a Ibagué a buscar un resultado y a fe que lo pudo haber logrado, pero poco a poco el Tolima se fue soltando, más después del gol de Santoya, y el arquero Williams Buenaños terminó justificando con méritos el sueldo.

Porque hay algo qué decir, Tolima ganó, pero sigue teniendo serios problemas de definición. Incluso a pesar de ser más en el campo y de acosar a los motilones, el segundo sólo vino a llegar al minuto 23 de la segunda parte cuando un gran remate de Marrugo no pudo ser detenido por Buenaños y Santoya llegó con prontitud a cobrar el rebote.

Antes de ese 2-0 las opciones despilfarradas fueron constantes y, sobre todo, se nota que el Tolima no tiene la peligrosidad de antaño a la hora de pasar al ataque.

Publicidad

Además, Cúcuta logró meter miedo en el cuerpo de los ibaguereños cuando anotó el 2-1 al minuto 43 con un riflazo magistral de Hayder Palacio que hizo que los últimos minutos fueran al todo o nada, e irónicamente así terminó el partido: un contragolpe de Tolima fue rematado por Castillo, pero el juez anuló la jugada por fuera de lugar y lo que iba a ser 3-1 o 2-2 terminó en 2-1.

Eso sí, la victoria es un paso enorme para la confianza del Tolima. Por eso cuando Santoya salió del campo al minuto 30 de la segunda parte los pocos asistentes al Murillo Toro lo despidieron de pie y aplaudiendo. Porque ya era hora de que alguien sacara a los pijaos de esta maldición.

Repase acá las estadísticas del juego.

En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial