Julio 5, 2011

Alemania y México chocarán en la semifinal del Mundial Sub 17

Samed Yesil anotó dos goles y Alemania tomó una ventaja de 3-0 antes de que se le complicara el encuentro, disputado en la ciudad occidental de Morelia. La selección teutona logró su quinta victoria seguida del Mundial con un impresionante balance de 18 goles a favor y apenas tres en contra.

El equipo que dirige Steffen Freund duró 375 minutos sin recibir anotación hasta que Samuel Magri convirtió un tiro penal por Inglaterra a los 67 minutos.

Hace cuatro años, en el Mundial Sub17 en Corea, Alemania eliminó a Inglaterra también en los cuartos de final, con marcador de 4-1. El equipo teutón está jugando su sexto Mundial Sub17. Sin embargo, Alemania nunca ha ganado el título.

Yesil anotó el primer gol a los 7 minutos. Mitchell Weiser, uno de los mejores jugadores del Mundial, le envió un pase medido desde medio campo. El disparo de Yesil fue detenido por el portero Jordan Pickford en el límite del área, pero la pelota le quedó de frente al atacante, que sin problemas la envió a las redes.

Kaan Ayhan hizo el 2-0 a los 24 minutos, al desviar dentro del área un tiro lejano de Marvin Ducksch, tras un rechazo defectuoso del portero Pickford en un tiro de esquina.

Un momento clave llegó cuando el portero alemán Odisseas Vlachodimos desvió de manera espectacular un remate de tijera del capitán Nathaniel Chalobah, lanzándose a su derecha. De esa atajada se originó un ataque alemán culminado por Yesil solo frente al arco, al recibir un pase de Weiser, a los 53 minutos. Fue la quinta anotación de Yesil, del Bayer Leverkusen.

El final fue emocionante luego de que Hallam Hope empujó un balón rechazado por el arquero alemán tras un disparo de Nathan Redmond, para hacer el 3-2 a los 86 minutos.

Todavía, Max Clayton y Jack Dunn hicieron disparos lejanos que estuvieron cerca de empatar el encuentro y enviarlo a definición por penales.

A segunda hora, Carlos Fierro encabezó la ofensiva de México al servirle el pase a Kevin Escamilla para que abriera el marcador y después firmar él mismo la anotación de la victoria, ante una Francia que marcó por conducto de Jordan Ikoko.

Fierro fue un hombre clave para México porque fabricó el primer gol al ingresar al área por el sector izquierdo y lanzar una raya diagonal que Julio Gómez no pudo impactar y que Escamilla atacó con un golpe de derecha al que el portero francés no pudo llegar.

Laborde dirigió la ofensiva de Francia desde el carril izquierdo y por la derecha llegaba Ikoko, autor del 1-1 en un disparo raso con colaboración del portero mexicano, que dejó las cosas empatadas hasta el descanso.

Al volver México apretó y Fierro los puso adelante con un disparo cruzado a media altura que el portero Mpas Nzau no pudo atajar. El 1-2 le dio intensidad al encuentro porque ninguno renunció a nada.

Las jugadas de peligro se sucedieron. El mexicano Gómez remató de cabeza al travesaño, Laborde tuvo un remate que pegó en la red por fuera, México quiso asegurar, tocar la pelota; trató de enfriar el partido y hallar el gol que le diera la calma pero el rival estuvo encima y causó que los locales vivieran con preocupación el final de los cuartos de final.

Temas relacionados: