Julio 27, 2011

Claudio Borghi se hastió de las comparaciones con Marcelo Bielsa

Las comparaciones entre el Borghi y Bielsa abundan tras la Copa América, en la que Chile fue eliminada por Venezuela en cuartos de final, con los críticos del ‘Bichi' haciendo hincapié en que la Roja perdió el "vértigo" que lucía en los tiempos del ‘Loco', que perdió eficacia frente al pórtico rival y agravó sus errores en la defensa, con goles encajados tras jugadas a balón parado.

También se le critica a Borghi el sesgo demasiado "colocolino" de la plantilla y la ausencia de jugadores del Universidad de Chile, último campeón chileno.

"Estoy podrido de las comparaciones", dijo Borghi en una entrevista que publica hoy el diario La Tercera, en la que, con disimulo, señala que "antes se hicieron muchas cosas maravillosas" en la selección, "como informes médicos, estadísticas, informes de partidos".

"Y yo llego como el gordito desorganizado", añadió el técnico de Chile, para quien al parecer los medios tienen más información que la que él encontró a su llegada al cuartel general de la selección. "Estoy cansado de decirlo", comentó.

"No voy a dejar de reconocer lo que se hizo", matizó, pero remarcó de inmediato: "No es lo que se pensaba. Es como una mujer bonita sentada; cuando se para es otra cosa".

"Yo le puedo decir que a usted le dejaron un Ferrari, el equipo, y que lo puede chocar", le dijo el entrevistador.

"Está dentro de mi trabajo tomar riesgos. Y está dentro de ese riesgo chocar un Ferrari. Está en mi trabajo. Puede terminar primero o también romper el motor. Si me subo al Ferrari es porque sé que puedo manejarlo", respondió Borghi, que precisó que recibió "un gran equipo, pero no un Ferrari campeón. Es diferente a recibirlo campeón".

Claudio Borghi le pone una nota de cinco, en una escala de uno a siete, a la actuación de Chile en la Copa América. "Mis cuentas son diferentes a las del periodismo", dijo, en alusión a algunas publicaciones que tildaron de "fracaso" la presentación de la Roja en el torneo.

"Dicen que cuando uno no sale campeón es un fracaso. Si vamos a eso, Uruguay es el único que no fracasó", sostuvo el entrenador, que insistió: "Nosotros creemos que la evaluación es buena".

Destacó, asimismo, que en el partido con Venezuela, que derrotó a sus dirigidos por 2-1, el resultado no fue lógico.

"Se jugó mal en el primer tiempo y un segundo que para el ojo de la gente fue mucho mejor. Para nosotros fue desordenado, pero con ganas. Tendríamos que haber ganado", sostuvo.

"No ganamos porque pegamos pelotas en los palos, no nos cobraron un penal y ellos hicieron goles y nosotros no. ¿Quién mereció ganar? Todos dicen que nosotros", se defendió el seleccionador de Chile.

Borghi justificó su elección de jugadores para la Copa, pero admitió que si el portero Claudio Bravo "no sigue bien" será cambiado, y negó que haya discriminado a Johnny Herrera, de la Universidad de Chile y considerado el mejor guardameta del país en la actualidad.

"Eso es ofensivo. En esta selección hay flacos, negros, gordos, altos, bajos", resaltó, y anticipó que para el amistoso del próximo agosto contra Francia, en Montpellier, tiene problemas para convocar a Alexis Sánchez, Gary Medel y Jean Beausejour, cuya disponibilidad depende de sus clubes.