Enero 24, 2017

James y todas sus lesiones desde que llegó en 2014 a Real Madrid

James y las lesiones en el Real Madrid

James completó su quinta lesión con el equipo blanco.AFP

Durante un poco más de dos años, el 10 colombiano ha sufrido una serie de lesiones que lo han apartado de la plantilla principal.

En las últimas semanas, al técnico Zinedine Zidane le han preguntado por la recuperación y el estado de forma del volante, quien había tenido un buen arranque de 2017 favorable, sin embargo, no se habían tenido novedades al respecto, panorama que cambió este martes, con el anuncio de la nueva dolencia que aqueja al colombiano.

Así han sido las lesiones del 10

La primera de ellas se presentó cinco meses después de que fuera presentado como nuevo jugador del Real Madrid. El volante presentó una lesión muscular grado 1 en el gemelo izquierdo, que lo obligó a abandonar la cancha en el juego que se disputó ante Celta de Vigo, el 6 de diciembre de 2014. Al final necesitó tan solo dos semanas para recuperarse tras la levedad del asunto.

Posteriormente, cuando comenzaba el mes de febrero de 2015, James sufrió una lesión temida por los futbolistas: fractura del quinto metetarsiano del pie derecho, sin embargo, la recuperación se cumplió en tiempo récord y finalmente volvió a las canchas 59 días después, siendo titular ante Granada, equipo que Real Madrid goleó 9-1, con una buena actuación del cafetero.

Luego, el 2 de octubre de 2016, James se encontraba calentando para el partido por la Liga de España, ante Eibar, pero una "lesión muscular de grado 1 en el sóleo de su pierna izquierda", como lo informó su equipo, evitó que el colombiano jugara ese partido y además se perdiera los juegos por Eliminatorias ante Paraguay y Uruguay.

El pasado 11 de enero, James se volvió a resentir de la misma lesión que lo aquejaba dos meses atrás y cuando se estaba esperando la noticia de su reaparición, este martes se conoció que ahora presenta la molestia del mismo músculo, pero de la otra pierna, situación que lo dejará sin jugar, al perecer por las próximas tres semanas.