Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
¿Quiere estar enterado de toda la actualidad del fútbol colombiano y mundial con Gol Caracol?
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Ametralladora, intimidación y más: el relato del árbitro de Nacional vs. Danubio, de la Copa de 1989

En Argentina aterraron en las últimas horas las declaraciones del árbitro Carlos Espósito, quien confesó los duros momentos que pasó en Medellín.

En una entrevista con 'Radio La Red', el otrora árbitro Carlos Espósito contó de forma detallada los "momentos de terror y susto" que tuvo que pasar junto a sus asistentes Abel Gnecco y Juan Bava horas previas al partido entre Atlético Nacional y Danubio, de Uruguay, de la Copa Libertadores de 1989 , que a la postre ganó el equipo antioqueño.

Jorman Campuzano cumplió un sueño, gracias a James Rodríguez: recibió la camiseta de Arturo Vidal

Acá reproducimos varios apartes de la confesión hecha por Espósito.

"Todo arrancó desde que llegamos al aeropuerto de Medellín. Los árbitros colombianos que nos fueron a recibir ya nos habían entregado. Después de mucha espera fuimos al hotel. Los árbitros no acostumbrábamos a dejar el hotel. Me invitan a una cena y les dije que no... Me levanté a pagar y le dije a la camarera que me llevara un bidón de agua, porque no había agua potable... me golpean la puerta. Y estaba la chica con una botella chiquita. Le recordé que le había pedido una grande. Vuelven a golpear la puerta y le pido a Juan que se levantara. Y fue Bava. A Bava lo conocen... Es difícil mover una mole de ésas. Pero Bava voló. Entraron cuatro, uno con ametralladora, a Gnecco le pusieron una nueve milímetros en la cabeza. Y atrás entró el famoso 'Popeye', bien vestido, traje, corbata. Traía un maletín. Lo abrió y dijo, acá hay 250 mil dólares. Llévenselo, tranquilos, van a salir de Colombia sin problemas... Antes de eso nos habían roto todos los teléfonos... Les respondimos que habíamos ido a trabajar como corresponde".

"Insistieron, les volvimos a decir que no. '¿Qué hacemos?', les pregunté a Bava y Gnecco. No sabíamos para qué lado arrancar. Les sugerí agarrar las valijas e ir a dormir al aeropuerto. Pero Gnecco, que conocía Colombia, y que una vez le habían bajado una puerta de un tiro, me gritó: '¡Escuchame pelotudo -sic-, nosotros de acá no nos podemos mover!'. Esto fue un día antes del partido. Me asomé por la ventana y abajo había cinco tipos que no se movían"

"El partido terminó 6-0. En alguno de los goles, lo miré a Bava y nos hicimos la cruz. Al final hubo como15 muertos por la gente que salía a los balcones y tiraban los tiros al aire. Nos terminados yendo al aeropuerto. Y estaban los uruguayos, que se tomaban el mismo vuelo. Vino el presidente de Danubio, un tipazo, y me preguntó si la habíamos pasado mal. Sabían todo. A ellos les había pasado lo mismo".

Publicidad

Jürgen Klopp elogió a James Rodríguez: "Everton tiene un jugador de clase mundial"

En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO