Octubre 14, 2017

“De entrenador no me veo, nunca me ha gustado”: Mauricio Molina

'Mao' Molina se retira tras 19 años de carrera - Twitter: @DIM_Oficial

A sus 37 años, ‘Mao’ tomó la decisión de retirarse. En entrevista en ‘El Camerino’, de ‘Blu Radio’, reveló detalles de su carrera y el porqué abandonará el fútbol profesional.

“Fue en el viaje a Argentina (donde jugaron contra Racing en Copa Suramericana), estuvimos ocho días por fuera de Medellín y volví acá a la ciudad después de no haber jugado ni un minuto, hablé con mi familia y decidí tomar la decisión de retirarme porque me he perdido muchos momentos con ellos por este sacrificio en el fútbol”, reveló Mauricio Molina.

Dejó claro que “el levantarme a entrenar nunca fue peso para mí, no fue el motivo por el cual me animé a retirarme”, pero recalcó: “siempre he sido una persona muy competitiva y sentía que no estaba a la par de competir con mis compañeros, esto también me hizo pensar en esta situación”.

Vea también: Secreto contra la adversidad: conozca cómo se motivó Colombia para clasificar al Mundial

Sobre el futuro inmediato, Molina confesó que “de entrenador no me veo, nunca me ha gustado”.

En Santos, equipo en el cual militó entre 2008 y 2009, reveló que se sintió en la cúspide de su carrera: “sentía que toda pelota que tocaba era peligro de gol, además que me gané el respeto de una hinchada tan exigente que es la brasileña”.

Corea del Sur fue su casa por seis años (2009-2015), un país que enamoró al nacido en Bello, Antioquia.

“Corea es un país que amo, me dieron muchas cosas a mí y a mi familia, en los dos equipos que estuve tuve la oportunidad de dejar huella. Allá estaba más maduro, físicamente me sentía muy bien, pero jugaba con más inteligencia. Traté de ganar todos los títulos que jugué allá”, aseveró el paisa, quien se coronó campeón en tres ocasiones en el país asiático.

Lea acá: Jupp Heynckes elogió a James Rodríguez

A pesar de no haber jugado en Europa (lo hizo en Colombia, México, Emiratos Árabes Unidos, Argentina, Paraguay, Serbia, Brasil y Corea del Sur), reconoció: “siempre tuve como un sueño jugar en una de las grandes ligas del mundo, pero estoy agradecido de la forma en que se dio mi carrera”.

Por último, recordó su niñez en Bello, cuando “nunca me imaginé que iba a conocer países que están a kilómetros de acá”.