Diciembre 12, 2016

Luchado y con altibajos: así fue el camino del Tolima hacia la final de la Liga

El segundo semestre del Deportes Tolima inició con tres ilusiones y buenas opciones en cada una de ellas. Liga Águila, Copa Colombia y Copa Suramericana, con un equipo con mucho talento y profundidad en el banco, para darle la opción a Alberto Gamero de variar y buscar aliviar las cargas.

Tras un magnífico inicio en la Liga Águila, Tolima defraudó a sus aficionados quedando eliminado de la Copa Suramericana, en manos del modesto La Guaira, de Venezuela.

Y en Copa Águila, también se quedó apenas un paso antes de la final. Tolima jugó las semifinales frente al Junior, pero los ‘tiburones' clasificaron ganando en la tanda de penaltis. Ya más adelante, Atlético Nacional se quedó con el título, dejando al segundo puesto al equipo de Barranquilla.

Así las cosas, a Alberto Gamero solo le quedaba la Liga para cerrar bien el año. Tolima se mantuvo en la mayoría del campeonato en el segundo lugar, raspando puntos importantes como visitante y haciendo respetar su localía, que lucía con una cancha renovada y en excelentes condiciones.

Deportes Tolima finalizó tercero en la fase ‘todos contra todos', con 33 puntos. En 20 partidos jugados, sumó ocho victorias, nueve empates y apenas tres derrotas, el equipo menos vencido, después de Nacional que solo perdió frente al Cali.

Pero a los tolimenses también les fue bien en la estadística de goles. Con 25 tantos a favor y 16 en contra, los ‘Pijaos' fueron los menos goleados, después de Santa Fe que apenas le hicieron 15.

Tras el sorteo de la Dimayor, al Tolima le quedó el camino, teóricamente, más fácil hacia la final. En los cuartos de final debía enfrentar a Patriotas, que entró como octavo y en las semifinales al vencedor de la llave entre Cali y Bucaramanga, el segundo y séptimo de la tabla, respectivamente. Por el otro lado, Nacional enfrentó a Millonarios y Santa Fe en Medellín.

En los cuartos de final, Tolima inició cumpliendo e hizo la tarea al vencer 1-2 a Patriotas en Tunja. Sin embargo, en el partido de vuelta, en Ibagué, perdió 0-1 y la definición fue desde los penaltis. Joel Silva fue la gran figura del partido, en aquella ocasión atajó dos golpes y metió a los ‘Pijaos' en las semifinales.

En la penúltima instancia del campeonato enfrentó al Bucaramanga, que por su parte sorprendió al Cali y lo eliminó tras una victoria en Floridablanca y empate en la capital del Valle del Cauca.

La primera semifinal fue para los ‘leopardos', que celebraron en su casa una victoria 1-0 con gol de Mauro Guevgeozián. A pesar de la derrota, los tolimenses fueron mejores y la hinchada ibaguereña se ilusionaba con la remontada en el Manuel Murillo Toro.

Tolima fue protagonista en su casa, abrió el marcador con Ángelo Rodríguez, igualó el global y se encaminaba con buen fútbol a su segundo gol. Sin embargo, Gustavo González pitó un penalti inexistente y Mauro Guevgeozián ubicaba a Bucaramanga en la final.

A pesar de pésimo arbitraje, Tolima sacó la casta, anotó con Gabriel Gómez y empató la serie en 2-2 para dejar la definición desde los penaltis, al igual que frente a Patriotas.

Joel Silva nuevamente se vistió de héroe, atajó el primer penal cobrado por Bucaramanga y los tolimenses tuvieron puntería en todos sus disparos. Deportes Tolima venció 4-2 a Bucaramanga, en los tiros desde los doce pasos y selló el primer pasaje hacia la final.

Alberto Gamero, a pesar de las críticas y la polémica generada sobre su futuro y su posible vinculación con el Junior, le cumplió al Tolima y lo llevó a un final de la Liga. Los ‘Pijaos' no eran finalistas desde el 2010, cuando perdieron contra el Once Caldas, de Juan Carlos Osorio.

Sea Nacional o Santa Fe, el segundo finalista de la Liga, los tolimenses jugarán el primer partido en su casa y deberán cerrar como visitantes.

Ángelo Rodríguez es el goleador del equipo, con nueve anotaciones en la Liga.