Septiembre 24, 2017

Millonarios ganó por poco un partido que dominó con mucho: 1-0 sobre Pasto

Millonarios llegó a 19 puntos en la tabla. Colprensa

Apenas a cuatro minutos del final, Del Valle convirtió en gol la superioridad mostrada en las acciones. Se notó la falta de un delantero de referencia.

Millonarios jugó a la prueba y error contra Pasto, este domingo en El Campín. El 1-0 en el marcador se antoja insuficiente por cómo se desarrolló el compromiso. Una mínima diferencia que se explica en la incapacidad de los dos equipos para atacar, aunque cada uno a su modo, con sus deficiencias.

El conjunto bogotano hizo bien lo que por lo general hace mal: sostener el balón, manejar los tiempos, jugar colectivamente, a un toque, desarmar al rival… Pero durante 86 minutos le faltó lo más importante a la hora de ganar un partido: el gol. Y no porque no lo intentará sino porque lo intentó de forma equivocada.

Por la mínima diferencia Millonarios venció a Pasto por la fecha 13...

Entre Juan Guillermo Domínguez, Jhon Duque, David Macalister Silva, Maxi Núñez, Hárold Mosquera y Ayron del Valle se cansaron de fabricar opciones de peligro en el arco del portero Andrés Mosquera. El problema fue ese, que apenas se quedaron en opciones. Al grupo de Miguel Ángel Russo le faltó durante casi un partido completo alguien que tomara la última decisión, que empujara la pelota.

Millonarios se dedicó a tocar el balón. Inclusive, en exceso. Llegaba y llegaba, pero no entraba. Si Pasto hubiera sido más ambicioso hubiera podido irse con puntos de Bogotá. Lo pudo hacer cuando Cristian Dájome, al minuto 70, descontó al portero Vikonis, remató al arco, pero Cadavid, atropellado, rechazó la pelota.

Lea también: Cavani rechazó un millón de euros que le ofreció PSG por cederle los penaltis a Neymar

Hasta el minuto 86, Millonarios jugó para no ganar. Sin embargo, el defensor pastuso Félix García ayudó a que los bogotanos se quedaran con el triunfo, pues trató de salir jugando en plena área, pero el recién ingresado Róbinson Aponzá le robó el balón y lo entregó a Del Valle. Los dos segundos que el delantero se tomó para disparar, solo de frente al arco, parecieron un juego completo. Al final, anotó pese al esfuerzo del meta Marmolejo.

El 1-0 de Millos pareció poco para el dominio que tuvo, pero mucho por la forma en la que terminó ganando: a minutos del final y con un error del rival. Igual, eso en la tabla no se ve. Lo que se ven son los tres puntos azules.

Vea: Error de Cristian Zapata terminó en gol de Duván Zapata: Sampdoria 2-0 Milan

Temas relacionados: