Junio 21, 2017

Millonarios inicia pretemporada este jueves: Pedro Franco, más lejos que cerca

Millonarios empezará trabajos con 23 futbolistas, a la espera de los refuerzos.

El grupo de 23 jugadores está citado en un centro médico en Bogotá para realizarse los exámenes médicos de ingreso. Sólo hasta el lunes habrá trabajo de campo.

Este jueves, Millonarios empezará a trabajar para lo que será el segundo semestre de 2017. Al norte de Bogotá, en un centro médico especializado, los 23 jugadores que componen el plantel están citados para presentar los exámenes médicos de ingreso, los cuales se extenderán hasta el viernes en la mañana. Se trata de valoraciones de laboratorio, ortopedia, entre otras.

Tras dicho requisito, los futbolistas tendrán libre sábado y domingo y a partir del lunes empezarán en forma los trabajos de campo, que incluyen jornadas de gimnasio y sesiones con balón en la sede deportiva y en una alterna a las afueras de Bogotá. En total será un ciclo de diez días seguidos que contará también con concentraciones.

Entre las novedades se destaca la ausencia del defensor Pedro Franco, quien no se presentará a los exámenes porque terminó su préstamo y, por ahora, tendrá que reportarse con el dueño de sus derechos, Beşiktaş de Turquía. Aunque se podría renovar el vínculo con el jugador, siempre y cuando el club turco acepte, la realidad es que el central está más lejos que cerca de quedarse.

Lea también: ¡Confirmado! Juan Manuel Lillo es nuevo entrenador de Atlético Nacional

Además de Franco, tampoco estarán el arquero Brayan Silva, el defensor Gabriel Díaz, los volantes Hárrison Henao y Alexis Hinestroza, y el delantero argentino Enzo Gutiérrez. A todos se les venció el contrato y no fue renovado.

Por otro lado, a finales de esta semana o inicios de la siguiente se cerrará y oficializará la llegada de cuatro o cinco jugadores para reforzar el equipo. Un defensor central, un volante de marca y dos extremos son las posiciones que busca el DT Miguel Ángel Russo.

Lea también: Osorio perdió el control y le gritó groserías al banquillo de Nueva Zelanda