Enero 17, 2018

Jupp Heynckes, el 'abuelo' que enamora a todos en el Bayern Múnich

A sus 72 años, el alemán sigue siendo un entrenador muy respetado y los dirigentes históricos del Bayern, Uli Hoeness y Karl-Heinz Rummenigge, quieren convencerle para que renueve su contrato hasta 2019.

"Acabamos de jugar 17 partidos con él y hemos conseguido 16 victorias. Todos los jugadores le quieren. El ambiente del club está tranquilo. Estaríamos muy poco acertados si le dejamos ir, sin haber luchado por un hombre que no sólo es un buen entrenador sino también una persona extraordinaria", cuenta Rummenigge, presidente del directorio del club campeón de Alemania, que señaló que el presidente Uli Hoeness está intentando retener al actual técnico.

Heynckes es una figura histórica para el Bayern, escuadra en la que milita el colombiano James Rodríguez, especialmente tras su inolvidable 2013, cuando consiguió un triplete Bundesliga-Copa de Alemania-Liga de Campeones.

Esta temporada, el Bayern empezó con Carlo Ancelotti como entrenador, pero en septiembre el italiano fue despedido, tras resultados decepcionantes y rumores de enfrentamiento con un sector del vestuario. El equipo muniqués buscó una solución de urgencia y llamó a Heynckes, que aceptó el "puesto interino" por amistad con Hoeness y por lealtad con el Bayern. Pero había puesto una condición clara: un contrato hasta el 30 de junio, sólo para el resto de la actual temporada.

Vea también: Lanús hizo una oferta por el defensor William Tesillo, capitán de Santa Fe

- Cambio de vida -

"Para hacer este trabajo como lo hago con mis colaboradores hay que tener disciplina persona y una resistencia extrema", argumentó el entrenador esta semana en una larga entrevista a la revista Kicker. "Voy a cumplir 73 años (el 9 de mayo) y a esa edad uno no sabe cuántos años más te va a dar la vida", recordó.

Heynckes estaba retirado desde hace cuatro años hasta la llamada del Bayern. Dejó de un día a otro su tranquila residencia en el campo, se alejó de su esposa y de su perro Cando ("que no come durante dos días cada vez que me marcho") y se instaló temporalmente en un hotel de Múnich.

Nada más llegar, se puso a trabajar: entrenamientos más duros, un esquema táctico precisado y una disciplina férrea, a todos los niveles. En tres meses y medio, el Bayern pasó de la segunda posición a cinco puntos del entonces líder Borussia Dortmund a ser primero, con 13 de ventaja sobre el segundo, el Schalke 04.

Muy pronto desde su llegada se planteó la cuestión de una eventual renovación, algo reforzado por la sensación de que cualquier posible reemplazo no sería igual de satisfactorio.

Lea acá: Deportivo Cali rechazó los hechos de intolerancia ocurridos en el Pony Fútbol

- "Sin forzarle" -

"Hemos decidido que queremos un entrenador alemán, Jupp Heynckes sería el entrenador alemán ideal", explica Rummenigge, "pero con él tenemos también que tener un poco de paciencia, debemos acompañar a Jupp con toda la elegancia necesaria, sin forzarle".

La 'Operación Seducción' se presenta complicada, ya que el exdelantero del gran Borussia Mönchengladbach y campeón mundial en 1974 con la República Federal Alemana, está centrado en su objetivo actual.

"Si no me hubiera dado la impresión de que podía hacer este trabajo con tanta energía, no habría dicho que sí", aclaró.

Lothar Matthäus, otra leyenda del Bayern, actualmente comentarista de televisión, cree que Heynckes va a terminar cediendo a sus 'amigos': "Karl-Heinz Rummenigge y Uli Hoeness le adoran. Las estrellas del Bayern le adoran. Los hinchas le adoran y hasta los aficionados rivales".

"Ningún entrenador del Bayern ha tenido nunca tanta unanimidad. Por eso el Bayern tiene que poner todo para conservarlo (...) Estoy seguro de que hay una opción muy realista de que Jupp se quede un año más", afirmó.