Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Johan Mojica fue titular en la dura goleada que recibió Elche: 0-3 a manos de Real Betis, en LaLiga

El equipo del lateral colombiano no pudo hacer respetar su casa, y dejó escapar tres puntos importantes.

Johan-Mojica.jpg
Johan Mojica en acción de juego
- Foto: Getty

El Real Betis de Manuel Pellegrini rompió su dinámica negativa y profundizó en la del Elche tras ganar con autoridad por 0-3 en su visita al estadio Martínez Valero, en un partido sin historia que resolvió el conjunto sevillano en unos primeros 26 minutos pletóricos.

El equipo de Pellegrini fue un vendaval ofensivo en el primer acto ante un rival desconocido, frágil en defensa y nulo en ataque, que mejoró su pose en el segundo periodo, cuando con un jugador más por la expulsión de David Bellerín dispuso de varias ocasiones para recortar distancias.
Desde el primer minuto, el Betis salió decidido a acorralar al Elche. No se había cumplido aún el primer minuto de juego cuando Álex Moreno dispuso de la primera ocasión, pero su disparo se estrelló en el lateral de la red.
El monólogo ofensivo del Betis era abrumador, aunque fue un mal despeje del colombiano Johan Mojica el que desencadenó la hecatombe ilicitana. Álex Moreno recogió el balón del colombiano para asistir a Juanmi, quien solo tuvo que cruzar el balón a la red ante Edgar Badía.

El gol le sentó mal al Elche y disparó la confianza del Betis, que monopolizó la posesión del balón para jugar a placer. Apenas unos minutos después del gol, Willian José vio cómo el colegiado anulaba un segundo tanto por fuera de juego. Sin tiempo para lamentarse, el Betis volvió a la carga y Edbar Badía evitaba un nuevo gol tras una gran jugada de su ataque culminada por el francés Nabil Fekir con un disparo centrado.
El Elche era un manojo de nervios y el Betis un vendaval, con Fekir manejando los hilos en la media punta, asociándose siempre con acierto con Canales, Willian José y Juanmi.
El conjunto sevillano encontró el segundo tanto a los 23 minutos, tras un inocente penalti cometido por Barragán sobre Juanmi que el brasileño William José se encargó de transformar.
El Elche entró definitivamente en colapso y el Betis penalizó un nuevo error defensivo en la salida del balón, ahora por medio de Fekir, para anotar el tercer tanto con un lanzamiento ajustado al palo.

Con 0-3 en el marcador, el conjunto de Manuel Pellegrini se tomó un respiro y dejó al Elche llevar la iniciativa del juego, pero sin ningún peligro real sobre su portería más allá de una acción individual que el argentino Lucas Boyé no supo resolver ante Rui Silva.
Javier Pastore, el jugador referencia en ataque del Elche, solo apareció en el tramo final del primer acto, aunque siempre lejos del área. Su actuación fue tan gris que el técnico del Elche, Fran Escribá, lo sustituyó en el inicio de la segunda parte, que el equipo ilicitano afrontó con dos cambios.
El conjunto ilicitano mostró una pose más ambiciosa en busca de un gol que le metiera en el partido, aunque también el Betis disfrutó de espacios para buscar el cuarto gol.

El Elche tiró de amor propio para dominar a un Betis relajado que se limitó a dejar pasar los minutos. Fruto de esa relajación llegó la expulsión de Bellerín, en el minuto 67, por derribar a Tete Morente cuando se marchaba directo a la portería sevillana.
El conjunto ilicitano refrescó sus bandas y apostó por dos delanteros centros para buscar los centros al área. La ocasión más clara la tuvo Lucas Boyé, a diez minutos del final, pero Rui Silva le adivinó la dirección del disparo en el mano a mano. También el portero portugués estuvo rápido de reflejos para evitar un tanto del también argentino Guido Carrillo, ya en los últimos instantes de un partido cuya historia quedó escrita en los primeros 26 minutos.

⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial ⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial