Noviembre 30, 2019

Real Madrid derrotó 2-1 al Deportivo Alavés y es líder parcial de la Liga de España

Dani Carvajal celebra su gol - Foto: AFP

Escuche este Artículo

El equipo ‘merengue’ consiguió tres puntos en condición de visitante con anotaciones de Sergio Ramos y Daniel Carvajal. Para los locales descontó Lucas Pérez.

El Real Madrid se puso el mono de trabajo y ganó al Deportivo Alavés por 1-2 con acciones en la que los vascos son especialistas, como con un remate de cabeza de Sergio Ramos en un balón parado y otro de Dani Carvajal, tras un rechace en el área.

Infórmese sobre lo que sucede con los Colombianos en el Exterior. Noticias actualizadas de los futbolistas colombianos que juegan en las distintas ligas de fútbol en el mundo.

A los blancos les costó avanzar ante el muro defensivo albiazul y no estuvieron lúcidos en los últimos metros, durante una primera parte que dominaron, pero no obtuvieron claras ocasiones.

La lluvia fue protagonista durante la segunda parte y aquí los madridistas estuvieron más cómodos y se encontraron mejor en las disputas para seguir encaramados en la cumbre de LaLiga Santander, mientras que el Alavés cortó su racha de dos victorias consecutivas, a pesar de lograr la igualada con un penalti transformado por Lucas Pérez.

El equipo blanco comenzó muy vertical, pero fue el Alavés el que se acercó con peligro a la meta de Alphonse Areola con una internada de Aleix Vidal, que cayó al suelo y reclamó penalti, pero Cuadra Fernández le mostró tarjeta amarilla por simulación.

La primera ocasión clara del Real Madrid llegó en el minuto 10 con un fortuito remate al palo después de que un disparo del galés Gareth Bale golpeara en el central Ximo Navarro, en el minuto 10 de partido.

La grada apretaba en cada duelo y los babazorros buscaban la velocidad de Aleix Vidal y Luis Rioja por banda, cada vez que recuperaban la posesión de un balón que mantenían los madridistas con ataques largos.

A Paolo Guerrero le encantaría ir a Argentina para jugar con Boca Juniors, aseguró su agente

El monólogo del Real Madrid fue alargándose y en el 18 Isco Alarcón estuvo a punto de subir el primer tanto al marcador, pero su disparo dentro del área se fue por encima de la meta de Fernando Pacheco.

Pero los de Asier Garitano no renunciaron a tocar el balón y darle profundidad a sus posesiones, lo que obligó a Alphonso Areola a salir de su marco para cazar los balones que volaban desde los dos flancos de los locales.

El primer saque de esquina para los vascos llegó en el minuto 29 y aquí llegó otra de las ocasiones para ellos con un remate final de Ximo Navarro tras una serie de rechaces que estuvo a punto de culminar el zaguero mallorquín.

Isco Alarcón y Benzema probaron suerte desde lejos, pero no encontraron puerta, al contrario que Carlos Casemiro que recogió un balón suelto en el 37 y obligó a estirarse a Fernando Pacheco para evitar el primero del Madrid.

En la reanudación, bajo un espectacular aguacero, Sergio Ramos adelantó a los madrileños con un remate de cabeza en el segundo palo, tras un saque de falta lanzada por Toni Kroos, y encarriló el encuentro para los de Zinedine Zidane.

El Alavés no se arrugó tras el gol y lo intentó con más corazón que orden hasta reclamar un penalti por una posible mano del croata Luka Modric, que el colegiado no consideró.

Jairo ‘El Viejo’ Patiño no va más con el Bogotá F.C.: el vallecaucano dejó de ser el entrenador

Sin embargo, en el minuto 64, el árbitro balear Cuadra Fernández sancionó con la pena máxima un codazo de Sergio Ramos sobre Joselu Mato con el balón en juego, que sirvió para que Lucas Pérez igualara la contienda desde los once metros.

Sin embargo, el empate duró poco tiempo, ya que el Real Madrid volvió a coger la delantera a los cinco minutos, con un gol de Dani Carvajal que empujó un balón suelto después de un remate de cabeza de Isco Alarcón al palo, tras una mala acción defensiva albiazul en centro lateral muy alto.

Un problema con el brazalete electrónico del colegiado detuvo el duelo durante unos minutos y el ritmo decayó en la recta final de un partido que, sin embargo, los blancos no consiguieron cerrar.

Y es que el equipo de Asier Garitano lanzó hasta cinco saques de esquina consecutivos en la recta final del partido, que estuvieron cerca de igualar el choque con un remate de cabeza de Manu García que atrapó sobre la línea Alphonse Areola.

Más contenidos sobre: