Diciembre 2, 2017

El PSG también pierde, lo derrotó 2-1 el recién ascendido Racing de Strasbourg

A pesar de contar con todas sus estrellas, el líder cayó en su visita el Stade de la Meinau y se despidió, en la fecha 16, de un invicto de 18 partidos sin perder en la Ligue 1 francesa.

El París Saint-Germain de Neymar, hasta ahora invicto esta temporada en todas las competiciones, sufrió inesperadamente su primer revés, este sábado en la 16ª jornada de la Ligue 1, donde fue superado por 2-1 por el Estrasburgo, un recién ascendido que sube así a la decimocuarta posición.

Vea también: Dávinson Sánchez recibió su primera expulsión en Europa por esta agresión

El partido parecía asequible para un París SG acostumbrado a encadenar triunfo tras triunfo, pero los alsacianos lo pusieron difícil en todo momento, adelantándose ya en el 13’ por medio del caboverdiano Nuno Da Costa.

Kylian Mbappé igualó para el equipo de la capital en el 42’ y Stephane Bahoken consiguió el gol de la victoria local en el 65’.

Teniendo en cuenta el final de la pasada temporada, hacía 18 partidos seguidos que el París Saint-Germain no había perdido en la liga francesa.

Una semana después del gran golpe dado por los parisinos en Mónaco (victoria 2-1) y después de haber ampliado el miércoles su ventaja hasta los 10 puntos, ahora los perseguidores tienen una oportunidad. El Marsella, segundo, podría acercarse a 7 puntos si vence el domingo en Montpellier (7º).

El Lyon (3º) y el Mónaco (4º) de Falcao García, a 12 puntos del líder, podrían bajar de la barrera simbólica de los diez puntos de desventaja si ganan en sus respectivos duelos del fin de semana, contra el Caen (6º) el domingo y ante el Angers (19º) este sábado.

Lea acá: James Rodríguez, insistente de cara al gol en el triunfo 3-1 del Bayern contra Hannover

En el partido de Estrasburgo pocos podían pensar que el pequeño equipo local, con un modesto presupuesto de 30 millones de euros contra los 540 millones del PSG, propiedad de los cataríes, podía lograr la hazaña. Pero David terminó derribando a Goliat.

Neymar y Mbappé jugaron íntegramente el partido y únicamente fue suplente entre las grandes estrellas del ataque el uruguayo Edinson Cavani, que entró en juego en el 75’, en lugar del argentino Ángel Di María.

Temas relacionados: