Blog:

Enero 9, 2018

Los jugadores no son eternos

Autor:

COLPRENSA

COLPRENSA

El fútbol es un arma de doble filo que puede llevar a la gloria o al mismísimo olvido en un solo partido. Convertirse en un jugador referente de cualquier equipo no es fácil, hacer historia no es para cualquiera y quedar en la memoria de una hinchada pocos lo logran.

Todo es un idilio de amor mientras el rendimiento es óptimo, mientras el nivel del jugador es alto, y es allí donde se crea ese matrimonio entre jugador e hinchada que se alimenta de buenas actuaciones en el campo de juego y los aplausos que salen desde la tribuna.

Lastimosamente, hay una cruel verdad en este deporte; los jugadores nunca dejan el fútbol, pero el fútbol si los deja a ellos. Contra la cédula no se puede hacer nada, llega el momento en el que los años se empiezan a notar en un deportista, las lesiones aumentan, el rendimiento disminuye y lo único que lo respalda es el nombre hecho a punta de buenas jugadas, buenos gestos y buenos goles que ya solo quedan en los recuerdos. ¡Ah bueno! a eso súmele que empiezan a surgir nuevos talentos.

Amigo hincha del fútbol: hay que aceptarlo, no se puede retener a un jugador y obligar al club a mantenerlo en el equipo. Para ser hincha no hay requerimiento ni límite de edad, usted alienta desde niño y se va con eso hasta el cementerio.

Claro, todos quisiéramos poder escoger a un jugador y hacerlo inmortal para verlo jugar siempre, en mi caso yo escogería a Falcao García, pero se debe aceptar que le quedan pocos años como jugador activo.

Todo esto me hace recordar a las palabras de una colega: “A los ídolos se les rinde homenaje, no se les firman contratos vitalicios”. Los intereses del equipo deben estar por encima de los intereses personales, un verdadero ídolo en el fútbol debe ser grande hasta en su manera de retirarse o irse. No importa cómo llega, importa cómo se mantiene y cómo se va.

¿Se le viene a la mente algún jugador en especial? En mi caso, me motivé a escribir esto viendo la complicada situación de Omar Pérez, Santa Fe y su hinchada que ya lleva varios años y ha costado muchas polémicas.

Francesco Totti, Andrea Pirlo, Xabi Alonso, Philipp Lahm jugadores que fueron unos maestros hasta para colgar los guayos.