Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo notificaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

La Selección de Bélgica y su mensaje de despedida a Eden Hazard, un histórico del conjunto europeo

Eden Hazard, uno de los futbolistas más importantes en la historia belga y líder de una ‘generación dorada’ de futbolistas, puso punto final a su paso por la selección.

Eden Hazard
Eden Hazard, jugador belga.
AFP

Durante todo el siglo XX, Bélgica sólo colocó dos nacionales entre los grandes jugadores del mundo: Jean-Marie Pfaff, en los ochenta, y Michel Preud'homme, en los noventa. Fueron dos grandes porteros y, en sus grandes días, los mejores del mundo bajo palos.

Pero el modesto fútbol belga no había visto nacer nunca a jugador de campo que destacara en la élite global hasta el 7 de enero de 1991, cuando en la ciudad valona de La Louviere llegó al mundo un niño del cercano pueblo de Braine-le-Comte llamado Eden Hazard, el prodigio que tras 14 años de servicio a la selección de su país, este miércoles se ha retirado de los Diablos Rojos a los 31 años tras el fiasco del Mundial de Catar.

"Fue uno de los hombres clave para la semifinalista de Bélgica en el Mundial de 2018. Fue la elección personal de Zinedine Zidane, su ídolo juvenil. Ya era una superestrella en el Chelsea, llamado a jugar con otras superestrellas en el Real Madrid. Era el que más ganaba en la Casa Blanca con 30 millones brutos. Se suponía que el Santiago Bernabéu sería su catedral. Se convirtió en la tumba de Eden Hazard", resume el diario "Le Soir" la noticia con la que abren los medios belgas.

El atacante, que deja el equipo nacional al borde de los 32 años, debutó a los 17 años y 316 días con el equipo de su país, allá por 2008 y de la mano del entonces seleccionador, René Vandereycken.

Publicidad

"Titular en Lille, donde ha marcado, es uno de los más jóvenes llamados a la selección nacional", decía entonces la web de la emisora RTL sobre la promesa, que se inició con la absoluta en un triste empate ante Luxemburgo (1-1).

Fue el mismo resultado del que, 126 encuentros después, ha sido su último partido como internacional, un 0-0 contra Croacia en el tercer partido de la fase de grupos del Mundial de Catar que Bélgica no logró superar y en el que Hazard salió en el minuto 87. Entre medias, fue el capitán de "la generación de oro" del fútbol belga.

"Eden Hazard habría marcado la 'Belle Époque' de los Diablos Rojos", dice hoy el diario SudInfo, empleando una fórmula condicional que deja intuir aún cierta esperanza de que Bélgica aspire a algo en la Eurocopa de 2024 con las estrellas de aquella camada prodigiosa que seguirán en el equipo, como Thibaut Courtois, Romelu Lukaku o Kevin de Bruyne.

Publicidad

Este último, capitán del Manchester City, conoce a Hazard desde tiempos remotos y ambos mantienen una buena relación. Llegaron a coincidir en el Chelsea en 2012 y desde hace varias temporadas de Bruyne es la gran referencia futbolística de Bélgica y uno de los jugadores más admirados del mundo (fue tercero en la última edición del Balón de Oro).

Pero el pelirrojo tardó en explotar y, durante años, Hazard fue el icono de Bélgica, mientras coleccionaba también éxitos con el Lille francés, donde se inició, o el Chelsea inglés, donde se consagró.

Hasta que todo se torció en 2019, cuando cumplió un sueño y fichó por el Real Madrid de Zidane, incondicional de la clase del "diez" belga.

Empezó bien la temporada, dejando intuir que era un futbolista capaz de hacer cosas diferentes. Pero la ilusión duró hasta el 26 de noviembre de ese año, cuando en un partido contra el París Saint-Germain, el también belga y aquella noche rival en el Santiago Bernabeu, Thomas Meunier, le hizo una dura falta en el minuto 69 que le machacó el tobillo.

Publicidad

Esa lesión en particular, otras menores después, el covid y la mala fortuna le han lastrado desde entonces, debilitándole también en el plano mental y desdibujándole como futbolista.

Con un perfil risueño y poco conflictivo, Hazard había admitido en su pérdida de rendimiento y se conjuraba para volver a su mejor versión y brillar, al fin, en el Real Madrid esta temporada.

Pero no ha funcionado. La competencia es dura en Valdebebas y el belga apenas cuenta para Carlo Ancelotti, que prefiere a Rodrygo o Vinicius Júnior en el extremo izquierdo del ataque blanco.

Publicidad

"Menuda aventura ha sido. Felicidades, capi. Se te echará de menos", tuiteó De Bruyne junto a varias fotos de ambos tras el anuncio de retirada internacional de su compatriota.

También han mostrado empatía y reconocimiento otros compañeros en los Diablos Rojos como Michy Batshuayi, Kevin Mirallas, Axel Witsel, Jérémy Doku, Jan Vetonghen, Simon Mignolet o Thibaut Courtoi y jugadoras de la selección nacional belga, como Janice Cayman o Kassandra Missipo.

A esas despedidas se suman las de sus antiguos clubes, el Lille, el Chelsea, o la del brasileño Júnior, titular del Real Madrid Vinicius que ocupa la misma posición que Hazard en el campo y que le ha calificado al otrora impredecible extremo como "leyenda".

Los belgas lloran el adiós de su capitán pero dejan abierta la puerta, de nuevo, a un resurgir del que fue un fuera de serie.

Publicidad

"Se pasa página, aunque muchos son los que esperan que reconsidere su decisión como lo han hecho en el pasado otras estrellas como Lionel Messi, Zinedine Zidane o Zlatan Ibrahimovic", concluye el editorial que Le Soir le dedica a Eden Hazard.

⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial ⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial
  • Publicidad