Agosto 10, 2009

Van 18 técnicos despedidos en Brasil en igual número de jornadas

El entrenador del Coritiba no aguantó la presión tras perder 1-3 en casa contra el Cruzeiro, lo que supuso acumular una racha de siete partidos sin conocer la victoria que dejó al conjunto 'blanquiverde' en los puestos de descenso.

La crisis del equipo de la ciudad de Curitiba, que este año celebra su centenario, llevó además a pedir su dimisión al director técnico del equipo, Homero Halila Pereira.

El presidente del conjunto, Jair Cirino, ya busca un sustituto para Simões, quien fuera el máximo responsable de ascender al equipo a la primera división en 2007, con la urgencia del inminente debut del equipo en la Copa Sudamericana, este jueves contra el Vitória.

Uno de los candidatos favoritos para sustituirle, según la prensa, es Ney Franco, quien fue despedido el lunes del Botafogo por los malos resultados que ha cosechado el equipo.

Franco era uno de los entrenadores que más tiempo llevaba al cargo de un equipo de primera, trece meses, pero la derrota en casa por 1-0 ante el Atlético Paranaense fue una losa demasiado pesada para la directiva del conjunto carioca.

El Vitória, de la ciudad de Salvador, anunció este lunes la rescisión de Carpegiani, después de empatar a dos goles con el Fluminense y justo antes de comenzar su participación en la Copa Sudamericana.

Para el próximo partido, el banquillo lo ocupará Ricardo Silva, un interino de las categorías de base del club, mientras que la directiva busca un sustituto.

El despido de Carpegiani fue toda una sorpresa porque había hecho del Vitoria toda una revelación esta temporada, en la que ha caminado en los puestos altos de la tabla e incluso había llegado a liderar la Liga en una jornada.

Otros despidos sonados fueron los de Muricy Ramalho, que dejó al tricampeón Sao Paulo para liderar la Liga con el Palmeiras, que fechas antes había prescindido de los servicios de Vanderlei Luxemburgo, ahora en el Santos.

El baile de técnicos es una constante en Brasil y, ahora, tan solo quedan cinco comandantes que han cumplido un año a bordo del mismo barco.

Mano Menezes (Corinthians) y Adilson Batista (Cruzeiro) ya aguantan una temporada y media, todo un récord, en tanto que Silas llegó tres meses más tarde al Avaí y Tite y Helio dos Anjos acaban de superar los doce meses al cargo del Internacional y del Goiás, respectivamente.

Paulo Autuori (Gremio), Celso Roth (Atlético Mineiro) y Estevam Soares (Baruerí) son otros sobrevivientes, que se estrenaron en los banquillos de sus equipos al comienzo de esta temporada y aún han conseguido soportar la presión.