Enero 14, 2009

Multaron al Barcelona por permitir el ingreso de tres cervezas a su estadio

Los hechos ocurrieron en el encuentro entre el Barcelona y el Mallorca, jugado el pasado 3 de enero.

El club pagará la máxima sanción, la misma que un aficionado que arrancó un asiento de las grada de fondo y lo arrojó hacia el terreno de juego "con gran peligro", en el encuentro entre el Mallorca y el Real Madrid, jugado el 11 de enero.

Los aficionados han salido malparados en las decisiones de la Comisión. Así se verán afectados diversos espectadores, como uno que lanzó al área del equipo visitante una botella de plástico en el encuentro entre el Betis y el Espanyol, jugado el de diciembre, o dos seguidores que no podrán acceder a recintos deportivos durante seis meses por consumir bebidas alcohólicas en el encuentro entre el Betis y el Athletic de Bilbao, jugado el 21 de diciembre.

En el encuentro entre el Villarreal y el Barcelona, jugado el 21 de diciembre, cinco aficionados fueron sorprendidos consumiendo sustancias estupefacientes, por lo que tampoco podrán asistir a ningún recinto durante medio año.

Lanzar petardos al terreno de juego, insultar gravemente a un entrenador, la posesión de bebidas alcohólicas, entorpecer la labor policial y burlarse de los empleados del estadio, también han sido hechos punibles en las decisiones del Comité.

En la Segunda División el único club sancionado ha sido el Xerez, que deberá pagar una multa de 3.250 euros por deficiencias en las medidas de control de permanencia y desalojo de espectadores al no impedir que un aficionado invadiese el terreno de juego en el encuentro ante el Tenerife, jugado el 11 de enero.

Madrid (España)