Noviembre 24, 2010

Salvador Cabañas está en la quiebra

"Tengo sólo para comer hasta diciembre, como se dice (...), vivíamos en una cajita de cristal, pero ahora nos toca vivir una dura realidad. No tenemos nada", confesó Alonso a la radio Canal 100 tras anunciar la ruptura del jugador con su representante legal y empresarial, José María González.

El jugador, a quien no le extrajeron la bala, regresó a su país para un tratamiento ambulatorio luego de la operación a la que fue sometido en México y la terapia por la que pasó en un centro de rehabilitación de Buenos Aires.

"Esto surgió después de la desconfianza, porque no nos mostraba los papeles, es una pena, pero Salvador aún no sabe nada para no preocuparlo", reveló Alonso con relación al empresario, que había iniciado trámites en México para que el América de ese país pague el tratamiento y los salarios caídos del jugador.

Hasta antes del incidente, Cabañas, de 30 años, era una de las principales figuras del América y de la selección paraguaya en las eliminatorias previas al Mundial de este año en Sudáfrica y meses antes había inaugurado un lujoso complejo deportivo a las afueras de Asunción.

Alonso afirmó que esa inversión y una hacienda ganadera de la región del Chaco están administrados por González, quien salió al paso al afirmar que la familia Cabañas es la que le debe dinero y que libró al jugador de la cárcel por presunta evasión fiscal.

"Por suerte tengo todos los documentos, es una fortuna que haya hecho copias de ellos. Cuando Salvador tuvo una dificultad con el fisco mexicano, yo pagué un dinero importante para que no vaya preso: 590.000 dólares y luego 110.000 dólares", afirmó Gónzalez a la radio 'Primero de Marzo'.

"Aprovecho (la entrevista) para anunciar que quiero vender los vehículos. Ya puse el anuncio en los diarios", expresó la esposa del goleador paraguayo, cuyas declaraciones fueron reproducidas por la edición digital del diario 'Abc Color'.

El rotativo explica que se trata de un Cadillac valorado en 50.000 dólares y un Nissan deportivo de 40.000 dólares.

Alonso comentó que ha superado una etapa de depresión y agradeció a las personas que la han ayudado en esta situación.

Por su parte, el ex fiscal general del Estado y nuevo abogado de Cabañas, Oscar Latorre, señaló que Alonso viajó recientemente a México para informarse de las operaciones bancarias manejadas por González a nombre de su esposo.

"Con esos datos y con los que nos proporcione José María (González), podremos cotejar y contrastar los números", indicó Latorre, al explicar que "es de interés común" llegar a un acuerdo extrajudicial "a la brevedad posible".