Marzo 23, 2011

Se descarta por completo proyecto para explotación minera en páramo de Santurbán

El Gobierno nacional descartó por completo la posibilidad de extraer oro en el páramo de Santurbán, en Santander, así sea por medios subterráneos, alternativa que estudiaba Greystar.

La semana pasada, la minera canadiense retiró una solicitud de licencia ambiental y técnica para explotar oro y plata a cielo abierto, en medio de una aguda polémica entre pobladores y ambientalistas de la región que apoyaban o rechazaban el proyecto.

La firma canadiense propuso, a cambio del llamado proyecto de Angostura a cielo abierto, una explotación subterránea, lo que Rodado descartó "por completo".

En el comunicado, sin embargo, el ministro indicó a la compañía que puede presentar un nuevo proyecto y que, a su vez, el Gobierno tiene la obligación de estudiarlo y evaluarlo.

Las previsiones de la empresa eran las de extraer en 15 años unos 7,7 millones de onzas de oro y otros 32 millones de onzas de plata, en 1100 hectáreas de las 3645 hectáreas que posee en la zona, cuyo territorio pertenece a las localidades de California y Vetas.

Los enemigos del proyecto Angostura consideran que esa explotación podría contaminar las fuentes de agua que nutren el acueducto de Bucaramanga y de varias localidades del departamento de Santander.

Según los opositores, las corrientes hídricas del páramo de Santurbán corren el riesgo de resultar contaminadas con cianuro y otros químicos que serían empleados en la explotación.

La firma canadiense ha invertido, en la fase de exploración, unos 150 millones de dólares y los cálculos internos indican que podrían generar unos 5000 empleos en la región.

Este es el comunicado completo que emitió el ministro de Minas y Energía, Carlos Rodado Noriega:

1. La política minera del Gobierno Nacional es categórica en el sentido de que la riqueza minera del país sólo se puede convertir en prosperidad para todos los colombianos si las actividades mineras se realizan respetando la normatividad ambiental y desarrollando las mejores prácticas de minería sostenible internacionalmente reconocidas.

2. La decisión de la empresa Greystar de retirar las solicitudes de licencia ambiental y de aprobación del programa de trabajos y obras, presentadas a los ministerios del Ambiente y Desarrollo Territorial y de Minas y Energía, respectivamente, es la aceptación por parte de dicha empresa de la imposibilidad legal de adelantar actividades mineras en ecosistemas de páramo y de las falencias técnicas y ambientales del proyecto formulado, que en forma reiterada ha venido planteando el Ministro de Minas y Energía. El proyecto presentado para explotación minera en zona de páramo se descarta por completo.

3. En el comunicado expedido por la empresa Greystar, se manifiesta que esa empresa "no tiene intención de retirarse de su proyecto de Angostura, pero que estudiará la viabilidad de opciones alternativas para el proyecto" y, ha mencionado en ese contexto la posibilidad de una explotación subterránea. Debe quedar suficientemente claro que de ninguna manera es viable un proyecto de explotación subterránea que comprometa el ecosistema integral de páramo y subpáramo. Ese ecosistema de páramo cumple funciones ambientales de captación, filtración, regulación y recarga de aguas que es imperioso proteger.

4. Durante los últimos años la empresa Greystar ha venido adquiriendo derechos mineros y el 18 de febrero de 2007 suscribió un contrato de concesión que integró varios títulos mineros, para un total de 5.245 hectáreas, que abarcan áreas en los municipios de California, Vetas y Suratá en el departamento de Santander y el de Cucutilla, en Norte de Santander. La compañía Greystar ha manifestado públicamente que ha tomado la decisión de retirar las solicitudes de licencias de su proyecto minero, pero simultáneamente anuncia su intención de "no retirarse del proyecto de Angostura". Estos dos enunciados generan confusión si lo que quieren significar es que desean permanecer en la zona donde tienen títulos mineros para presentar una nueva solicitud de un proyecto totalmente diferente.

5. De conformidad con la legislación colombiana, como quiera que la empresa Greystar tiene un contrato legalmente reconocido, si se llegara a presentar un nuevo proyecto, las autoridades ambientales y mineras están en la obligación de estudiarlo y evaluarlo como se hace con todas las propuestas de exploración y explotación mineras.

Bogotá

Temas relacionados: