Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Pony Fútbol: El Mundialito suramericano que todos los niños quieren jugar

273429_pony_futbol_240115_via_twitter_tadeportes_e.jpg

El reconocido torneo que tuvo como sede a Medellín en su más reciente edición, es una de las competencias más esperadas del año. Allí las futuras promesas del fútbol mundial hacen sus primeras apariciones.

Viajaron más de 4.000 km para perder por goleada, pero celebran. Los hijos de migrantes en Estados Unidos están tras los pasos de estrellas como James Rodríguez y Falcao García en el Pony Fútbol, el "Mundial de niños" en Colombia.

El New Jersey Soccer Club fue el único representante extranjero entre los 32 equipos masculinos que disputaron entre el 6 y el 20 de enero esta edición del reputado semillero futbolístico en Colombia, que incluso se transmite por televisión. 

Los 16 pequeños futbolistas que viajaron a la ciudad de Medellín son nacidos en Estados Unidos, pero sus padres migraron desde Colombia, México, El Salvador, Ecuador y Honduras. A pesar de sus raíces, carecen de la picardía del fútbol latinoamericano.

"Definitivamente el nivel de acá es más alto que el de allá, los equipos tienen mejor técnica, son mucho más rápidos", expresó a la AFP Mateo Suspes, un bajito lateral derecho de 12 años de padres colombianos.

Además, en Estados Unidos, por ejemplo, no se acostumbra agarrar la camiseta de los rivales, se lamenta.

Publicidad

"No hay tantos habilidosos como hay acá", lo complementa Daniel Jesús Morales, un corpulento defensa de 12 años, de madre colombiana y padre puertorriqueño, que había visto en YouTube videos de Rodríguez cuando el hoy volante del Bayern Múnich alemán ganó el popular torneo para menores de 13 años.

"Para mí es un sueño saber que James o Falcao jugaron en el Pony Fútbol", agrega en un español con acento leve.

Estados Unidos lleva décadas intentando que el fútbol eche raíces, muchas veces de la mano de las comunidades inmigrantes, pero quedó eliminado del Mundial de Rusia-2018 después de haber clasificado a todas las citas desde Italia-1990.

Lea acá: James Rodríguez: el genio y creador del Bayern Múnich, en su goleada 4-2 contra Werder Bremen

Trayecto tormentoso

Llegar hasta Colombia no fue fácil.

Publicidad

Los niños llegaron cerca de la medianoche de un viernes al aeropuerto JFK de Nueva York para viajar la madrugada del sábado, pero las intensas tormentas de nieve de la primera semana del año provocaron suspensiones y retrasos en los aeropuertos.

El equipo perdió su conexión en Panamá y tuvieron que dividir al grupo. Algunos terminaron por sumar casi 24 horas de viaje y se perdieron la inauguración del torneo.

"El viaje fue una odisea", expresó a la AFP Ramiro Montero, el delegado de origen ecuatoriano del New Jersey Soccer Club.

 

Pero para él se trataba nada menos que de lo que considera el torneo más exigente en estas categorías. "Es un Mundial de niños, lo mejor que hay a nivel de Sudamérica", enfatiza.

En el debut, con tribunas llenas, perdieron 6-0 ante un equipo infantil del Deportivo Independiente Medellín, uno de los clubes locales de tradición.

Publicidad

El segundo lo perdieron 1-0 por un penal cerca del final y en el tercero de nuevo cayeron goleados 5-0.

"Es un choque de emociones, porque ellos vienen con un temor escénico a lo desconocido, a un país extraño, donde no tienen mucho conocimiento del fútbol, del nivel que se juega acá", explica el director técnico Germán Arango, un inmigrante colombiano.

"¿Que nos dieron un paseo? Sí, nos dieron un paseo, pero ganamos mucho en experiencia y es lo más importante", afirma con optimismo.

Vea acá: Lluvia de elogios para James Rodríguez del entrenador del Bayern Múnich

⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial ⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial