Enero 21, 2017

Manchester City igualó 2-2 con el Tottenham, en la fecha 22 de la Liga inglesa

@ManCity

Hasta el minuto 54 el equipo de la vista perdía por dos goles, pero logró empatar faltando doce minutos para el final del encuentro. Los dirigidos por Pep Guardiola se alejan cada vez más del líder Chelsea.

Tras un primer tiempo sin goles, pero con dominio y mejores ocasiones para los locales, dos errores del arquero francés de los ‘spurs’ Hugo Lloris dieron lugar a los dos tantos del equipo de Pep Guardiola.

En el primero, el portero quiso cortar de cabeza un pase en profundidad a Leroy Sané, pero no tocó lo suficiente para desviar el balón y dejó la puerta vacía para que anotara el joven extremo alemán al minuto 49.

Apenas cinco minutos después, fue el belga Kevin de Bruyne el que se aprovechó de un mal rechace del francés para hacer el 2-0.

Dele Alli redujo diferencias de cabeza poco después al 58’ y el surcoreano Heung-min Son acabó empatando tras una buena jugada de todos el ataque londinense al 77’.

Esa jugada llegó justo después de que el City reclamase un penal por un empujón de Kyle Walker a Raheem Sterling cuando el delantero estaba solo ante Lloris.

El brasileño Gabriel Jesús debutó con el City saltando al campo en el minuto 82 y en su tercer balón marcó un gol, pero el árbitro lo anuló por claro fuera de juego.

Con este punto, el Tottenham, suma 46, uno más que el Liverpool, que se vio sorprendido por el hasta ahora colista Swansea, que venció en Anfield por 3-2, con dos goles del español Fernando Llorente.

El exdelantero de Athletic Club, Juventus y Sevilla puso a su equipo con ventaja de dos goles al anotar un doblete nada más comenzar la segunda parte a los minutos 48 y 52.

El brasileño Roberto Firmino empató para los ‘Reds’ con otro doblete al 55’ y 69’, pero a falta de un cuarto de hora para el final fue el islandés Gylfi Sigurdsson el que enmudeció Anfield con el tercer gol que supuso la derrota del Liverpool.

Otro histórico, el Mánchester United, salvó un punto in extremis ante el Stoke City gracias a un gol de falta directa en el descuento de Wayne Rooney al 94’, que le convirtió en el máximo anotador de la historia de los Diablos Rojos con 250, superando los 249 de Sir Bobby Charlton.

El Stoke City se había adelantado en el primer tiempo con un autogol del español Juan Mata al minuto 19.

Tras estos resultados, el líder Chelsea podría aumentar su ventaja a 9 puntos con respecto al Tottenham y 10 al Liverpool si gana el domingo en Stamford Bridge al Hull.

El Arsenal podría colocarse segundo en la clasificación, con 47 puntos, si derrota en casa al Burnley y sobre todo, distanciarse de los dos equipos de Mánchester en la lucha por las posiciones de Champions.

En otros partidos de este sábado, el Everton sigue su buena racha y se impuso por la mínima al Crystal Palace y el West Bromwich derrotó al Sunderland 2-0.