Enero 20, 2016

Mario Alberto Yepes: el eterno Capitán que le dijo adiós al fútbol

Mario Alberto Yepes nació en Cali, el 13 de enero de 1976, comenzó a jugar fútbol cuando apenas tenía 11 años y hasta que jugó para la Selección Colombia Sub-20 lo hacía como delantero, para luego convertirse en el defensor más emblemático en la historia de nuestro balompié.

Yepes era delantero, jugaba en el Cortuluá y durante un juego Reinaldo Rueda lo colocó en el primer tiempo como artillero, para que en el segundo lo hiciera como defensor central. Luis Fernando Montoya, técnico de la Selección Sub-20 lo vio y lo enlistó en su convocatoria como zaguero. A partir de allí, Mario Alberto siembre se colocó sobre el área de su equipo, apenas un poco más adelante del arquero.

Ciudadano francés desde el 2006, Yepes inició sus pasos en el fútbol en Rionegro, pero fue con Cortuluá que jugó en la segunda división del fútbol colombiano. Mario Alberto se casó con una periodista caleña y hoy en día tiene dos hijos y una hija, sin embargo, no ve a ninguno de ellos siguiendo sus pasos en el fútbol.

Su primer gran salto lo hizo al fichar para el Deportivo Cali en el 1997. Allí jugó dos años y alcanzó a celebrar el campeonato profesional en 1998, algo que ayudó para que él consiguiera un pasaje para Buenos Aires y empezar su historia en River Plate.

Uno a uno: goles de Mario Alberto Yepes con la selección Colombia 

Tres años en Argentina, dos campeonatos locales y una buena relación con los hinchas ‘millonarios', hicieron del ‘Mariscal' un referente en la defensa, cosa que le permitió viajar hacia Francia para firmar contrato con Nantes.

En Europa, Yepes tuvo varias dificultades, entre las que destaca el frío, pues llegó en pleno invierno, y el lenguaje. Ni él, ni su esposa hablaban francés y hacerles entender a los locales que a ellos les gusta la carne cocida y no cruda, era una complicación importante para su vida cotidiana.

En lo futbolístico, Yepes siempre se destacó y fue por eso que dos años más tarde, llegó al Paris Saint Germain. Era el 2004 y Mario Alberto llegaba a uno de los clubes más importantes del país del pan baguette.

Una copa de Francia y otra Copa de la Liga hicieron que Yepes fuera transferido al Chievo Verona y luego de dos años al poderoso Milan de Italia, uno de los equipos más reconocidos a nivel mundial. Allí el defensor colombiano compartió camerino con Ronaldinho, Alexander Pato, Zlatan Ibrahimovic, Antonio Cassano y Thiago Silva, entre muchos otros. En su palmarés añadió un título de la Serie A y una Supercopa de Italia.

Pero más que eso, Yepes logró en el Milan convertirse en un referente. Un capitán que no lo asustaba la figura de ningún rival, pues él se enfrentaba a diario con algunos de los mejores futbolistas del mundo. Allí, Yepes pareciera que iba preparando su estampa de líder que luego le aportó a la Selección Colombia.

Una carrera repleta de éxitos y muchos colores en las camisetas que vistió Mario Yepes 

Fue así cuando inició el sueño de volver a clasificar a la ‘Tricolor' a un Mundial. La eliminatoria a Brasil 2014 catapultó a Yepes como capitán, líder y referente en el equipo y con la experiencia de ganar la Copa América 2001, él era el indicado de conducir a las nuevas figuras hacia la humildad y la concentración hacia un objetivo colectivo.

Antes de retirarse Yepes jugó en el Atalanta y posteriormente a San Lorenzo, pero los partidos más importantes de su carrera, y lo mejores en cuanto a rendimiento deportivo, los jugó en Brasil con la camiseta amarilla, el número 3 en la espalda y la cintilla de capitán, siempre sobre su brazo izquierdo.

No hubo partido malo, tampoco ninguno regular en los cinco compromisos de Colombia en el Mundial de Brasil 2014, por Mario Alberto Yepes. Fue fenomenal. Contra Grecia, Costa de Marfil, Japón, Uruguay y Brasil las luces se las llevó siempre James Rodríguez, por su fuego y efectividad, pero atrás era el Capitán quien hacía que la Tricolor fuera el equipo revelación del torneo.

Con 102 apariciones con la camiseta Tricolor y en el segundo lugar con más partidos en la historia con la Selección Colombia, detrás de Carlos ‘Pibe' Valderraman con 111, Mario Alberto Yepes decidió ‘colgar sus guayos' y no volver a colocarse la cinta del capitán.

De todo corazón, ¡Gracias Capi! y muchos éxitos en lo que sea que se dedique de ahora en adelante.