Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo notificaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Banner Copa Mundial Femenina Sub 20

Alegre, tímida, calidosa, humilde, llena de sueños y toda una líder: la historia de Mariana Muñoz

La autora del histórico gol del triunfo contra Alemania, en el Mundial Sub-20, y sus secretos, anécdotas, algunas intimidades y parte de su vida, contada por Stived Marulanda, quien fue su fisioterapeuta.

Mariana Muñoz, tras su gol contra Alemania, en el Mundial
Mariana Muñoz, tras su gol con la Selección Colombia femenina Sub-20 frente a Alemania, en el Mundial
Twitter @FCFSeleccionCol

El miércoles 10 de agosto de 2022 se convirtió en una fecha inolvidable y que quedará en la memoria de millones. ¿Cuál es la razón? Se consiguió una victoria sin precedentes de una selección femenina de Colombia en la historia de los mundiales en todas las categorías.

Los presentes en el estadio Alejandro Morera Soto, de Costa Rica, fueron fieles testigos de que la 'tricolor' Sub-20 venciera 0-1 a Alemania. La tarea no era nada fácil y, de hecho, para muchos era un imposible. Sin embargo, nuestras guerreras se lucieron y dieron el golpe.

Publicidad

Garra, entrega, sacrificio, amor, todo esto y mucho más fue lo que cada una de nuestras futbolistas entregó en el terreno de juego, dando lo mejor de sí y no negando ni una sola gota de sudor. Lo visto fue una muestra de que estamos ante una enorme generación.

Mucho se habló del colectivo, del trabajo en equipo y del orgullo que nos hicieron sentir, pero también se destacaron unas individualidades, como el desequilibrio de Linda Caicedo, los pases magistrales de Gisela Robledo, las grandes atajadas de Natalia Giraldo y el alto nivel de Ana María Guzmán.

Pero hubo uno en particular que sobresalió y con justa razón, se trata de Mariana Muñoz, autora del único gol del partido y quien, desde ya, quedará en las páginas doradas del fútbol colombiano femenino, de los Mundiales Sub-20 y de todo un país; dato para nada menor.

'La pecosa', como se le conoce, empezó en el banco de suplentes y, al minuto 72, entró por María Reyes, con el objetivo de aportar y desequilibrar el encuentro, y lo terminó haciendo de qué manera, escribiendo un capítulo más en su maravillosa carrera, que sigue dando frutos.

Selección Colombia femenina Sub-20 debutó con triunfo en el Mundial de Costa Rica.
Selección Colombia femenina Sub-20 debutó con triunfo en el Mundial de Costa Rica.
AFP

Publicidad

Mediocampista, veloz, con excelente visión de juego y una técnica tremenda para dominar el balón, la nacida el 2 de enero de 2003, en Antioquia, y de 1,65 metros de estatura llegó a sus 17 años a las divisiones menores de Atlético Nacional, club en el que brilló.

De hecho, su rendimiento fue tan alto que fue elegida por el América de Cali para reforzar su plantilla de cara a la próxima Copa Libertadores. Asimismo, en la pasada edición de los Juegos Bolivarianos, que se disputaron entre el 24 de junio y el 5 de julio, se colgó la medalla de oro.

Publicidad

Tremenda historia, ¿no? Y lo que falta. Pero qué mejor manera de hacer honor a Mariana Muñoz y celebrar lo que hizo que conociendo un poco más de su vida, inicios, personalidad, sueños y demás. Para ello, en Gol Caracol hablamos con una de las personas que la conocen bien.

Stived Marulanda, quien fue fisioterapeuta de la selección Antioquia, en 2019, cuando 'la Pecosa' fue una de las figuras y ayudó bastante para que su equipo se coronara campeón de los Juegos Deportivos Nacionales en Bolívar, nos contó varios detalles inéditos.

¿Cómo vivió ese gol de Mariana Muñoz en el Mundial femenino Sub-20, en Costa Rica?
"Fue una experiencia bacana verla ahí porque la conozco desde los Juegos Nacionales de 2019 y su personalidad hace que uno le coja mucho cariño y aprecio por como es. Estaba viendo el partido, busqué fotos que tengo con ella y, la verdad, no me esperaba o no contaba con que iba a hacer el gol (risas), más allá de que siempre tuve la fe de que haría algo grande".

Cuando entra el balón y ve que fue de ella, ¿Qué pensó?
"Empezó de suplente y dije que cuando entrara, compartiría una foto en redes. Pero al ver el gol fue increíble, más porque la jugada sale de ella, centran y ahí llega el tanto, que grité y celebré, recordando los momentos que vivimos en cada una de las concentraciones, los partidos, en fin. La manera como celebró, abriendo los brazos, fue como un flashback bonito".

Publicidad

En lo futbolístico, ¿Qué ha cambiado en Mariana, desde aquellos Juegos Nacionales hasta este Mundial?
"Tiene más personalidad. Antes era un poco más tímida y temerosa. Recuerdo que, durante los Juegos Nacionales, estaba Nelson Abadía y fue a ver los partidos de las finales. Cuando supimos eso, entramos al camerino a hablar y unas estaban tranquilas, mientras que otras como Mariana se sentían más calladas, pero con las ganas de que la vieran y hacerlo bien".

Entonces ese talento en la cancha siempre ha estado...
"Siempre. Ahorita se le ve más segura, menos tímida, con mayor personalidad, pero incluso desde esa época, con tan solo 16 años y siendo de las menores de esa selección Antioquia, ya jugaba con una calidad impresionante. Era auténtica y aún lo eso. Se le veía precavida, pero cuando cogía el balón era una locura, se soltaba y se le veía el talento de pies a cabeza".

Selección Colombia femenina Sub-20

Selección Colombia femenina Sub-20 celebra

Publicidad

Ya que ha hablado de la forma de ser de Mariana Muñoz, ¿Cómo es al detalle?
"Es una mujer muy humilde y sencilla, de pocas palabras, que uno tiene que sacárselas (risas), pero créame que cuando ya coge confianza, se siente mejor y no la para nadie (risas). Es muy buena compañera, alegre, sonriente, así como uno la ve. Siempre tiene una sonrisa de oreja a oreja con sus pequitas en la cara; tímida, pero era de las mejores sin lugar a dudas".

Alegre, sonriente, en fin, ¿Así era en el camerino también?
"Tal cual; en esa selección Antioquia había otras jugadoras de experiencia y líderes, pero Mariana encajó a la perfección en ese grupo, estando, a sus 16 años, en la mira de la Selección Colombia femenina Sub-17. Cuando tomó confianza fue una buena compañera, amiga, conversadora, amable, buena gente, no se quejaba de dolores, lo daba todo, gran persona".

Regresando a lo deportivo, ¿Cuál es el diferencia de ella en la cancha?
"Su talento en los pies es impresionante. Es habilidosa y alegre para jugar, tal y como es en los camerinos, también lo es en la cancha. Se le ve la alegría cuando juega, es talentosa y tiene como un don de nacimiento. Ella los pases los entrega bien, ayuda a recuperar el balón, es muy precisa y técnica, y siempre tiene una visión de juego perfecta, con profunidad".

En medio de todo esto postivo que resalta, ¿Algún consejo que le haya dado para que sea aún mejor?
"En su época, cuando compartimos, la veía ansiosa entonces hablamos sobre eso, para aprender a manejarlo. Le dije que tranquila, que confíe en su talento y que iba a hacer las cosas bien, sin desesperarse. Le expresé que lo mejor era que solo sintiera confianza, serenidad y que fuera consciente del talento que tiene, ya que el resto iba a empezar a fluir muy bien".

Publicidad

¿Cree que ese consejo, lo ha aplicado?
"Considero que sí. De hecho, desde ese momento empezó a hacerlo; no en vano fue una de las figuras de aquellos Juegos Nacionales, es que el talento lo tiene. Tal vez no entró de titular ahora en el Mundial, pero podrá hacerlo en los juegos que se vienen. Ha mostrado confianza, serenidad, talento, disciplina y le está funcionando ese 'granito de arena' que le di".

Después de ese gol que marcó, ¿Ha hablado con ella?
"Sí, justo después del partido (risas). Yo publiqué la imagen que le contaba y me dijo: 'muchas gracias, 'profe', aquí vamos.' Y le dije, 'Mariana, muchas gracias por ponernos a celebrar y por darnos este primer triunfo y frente a Alemania, que no lo esperábamos que pudiéramos ganar en ese debut'; luego me envió unos cuantos emojis de abrazos. Ella está contenta."

Publicidad

En medio de ese vínculo que han creado, ¿Recuerda alguna anécdota en particular?
"Había algo que a todos, en esa selección Antioquia, nos marcó. En el hotel, cantábamos 'La chagua', algo representativo de este equipo, y antes de salir a los partidos, Mariana la entonaba con una alegría, verla con esos ojos, pecas y sonrisa, la hacía muy especial y nos contagiaba; era bacano ese momento porque llenaba de ilusión y eso se hizo como tradición".

¿Hablaban de algún sueño en particular?
"Siempre se tocaba el tema de llegar a la Selección Colombia femenina y cuando me hablaba sobre ello, se le llenaba ese estómago como de 'mariposas', se ponía toda nerviosa y feliz, más cuando fue el entrenador Abadía a verla en la cancha. Fuimos campeones de esos Juegos Nacionales, fue emocionante y, ahora, mírela donde va y lo que, de seguro, aún falta".

En las gradas del estadio Alejandro Morera Soto hubo apoyo especial para Linda Caicedo, delantera de la Selección Colombia femenina Sub-20.
En las gradas del estadio Alejandro Morera Soto hubo apoyo especial para Linda Caicedo, delantera de la Selección Colombia femenina Sub-20.
Clara Bonilla

¿Dónde le gustaría ver a Mariana Muñoz?
"En la Selección Colombia femenina de mayores, gracias al talento que tiene. Pero no solo eso, sino que también espero y sueño con verla en un equipo de Europa; tiene todas las capacidades para hacerlo realidad y seguir dando pasos gigantes, tal y como el que dio con ese gol contra Alemania, en el Mundial. En poco tiempo, mire lo que ha venido cosechando".

En ese aspecto de los sueños y demás, ¿Cómo es ella?
"Es muy de ir paso a paso. Por ejemplo, estaba en Atlético Nacional, hizo bien las cosas, y ya llegó al América de Cali, para la Copa Libertadores. Obviamente, siempre piensa en grande, pero también tiene claro que todo es paso a paso, brillando y siendo figura en los diferentes torneso donde esté, como ya lo empezó a hacer en este Mundial de Costa Rica".

Publicidad

Desde la parte mental, ¿Ya maneja mejor esas situaciones?
"Siempre se le inculcó que había que ir despacio; no era fácil que siendo de las menores, ya fuera figura, entonces lo que se buscaba era tranquilizarla y quitarle toda responsabilidad porque pues con 16 años y haciendo goles en finales y todo, la cabeza empieza a entrar en juego; pero ella es consciente de eso y que con tranquilidad puede construir lo que quiera".

Usted hablaba de ese 'granito de arena' que aportó, ¿Qué se siente hacer parte de este proceso de Mariana?
"Ahora que la veo triunfando en la Selección Colombia, me llena de satisfacción y del deber cumplido por el trabajo que realizamos, por el tiempo que compartí con ellas y me llena de alegría y motivación porque tuve esa oportunidad y podría volverla a tener. Eso me motiva y ese gol lo canté como si hubiese sido la final del Mundial (risas), y falta muchísimo más".

Publicidad

⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial ⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial