Septiembre 5, 2017

Figuras: James y Falcao, un abrazo de gol en la Selección Colombia

Falcao anotó su primer gol en la Eliminatoria. James, el que inició la jugada final. AFP

El volante inició una jugada que parecía imposible y que terminó con el tanto del delantero. Una sociedad que el país extrañaba. Relato de una buena amistad.

Lo de James Rodríguez y Falcao García es la historia de una amistad contada a través del fútbol. Fue en una cancha donde se conocieron, se hicieron amigos y han protagonizado capítulos memorables y dignos de contar.

Recorrieron Europa juntos, primero con Porto y luego con Mónaco. El destino los separó de clubes, pero la Selección Colombia los volvió a unir.

Como este martes, en el Estadio Metropolitano, frente a Brasil, en la Eliminatoria al Mundial de Rusia. No fue el partido en el que más compartieron el balón y poco se encontraron uno al lado del otro.

Incluso al comienzo, Falcao pareció solo en la delantera y James, refundido en la mitad del campo.

Lea acá: Colombia dejó la piel en el Metropolitano y quedó 1-1 con Brasil

Fue hasta los 20 minutos de juego cuando entre ambos iniciaron una jugada que por poco abre el marcador. La finalizó el volante del Bayern Múnich a las manos del portero Alisson.

Pero lo que define una buena amistad no es la cantidad de tiempo que pasen juntos sino lo que son capaces de hacer cuando lo están. Y así pasó con el número ‘9’ y el ‘10’.

Las manecillas del reloj tuvieron que girar hasta el minuto 56, cuando James se inventó -acorralado por Filipe Luis y la línea- un tacó para habilitar a Santiago Arias, quien centró para que Falcao cabeceara, imponente, en el aire, y convirtiera el empate 1-1 frente a los brasileños.

Lea también: Colombia dejó la piel en el Metropolitano y su premio fue un puntazo: 1-1 con el líder Brasil

Aquella jugada previa del volante cucuteño pareció un regalo enviado por correo con destino final para el ‘Tigre’. En la celebración se buscaron, gritaron juntos, con una mezcla entre rabia y alegría, y se fundieron en el abrazo más puro y sincero que puede tener el fútbol: el abrazo de gol.

Lea también: Chile quedó en crisis después de perder 1-0 con Bolivia, en La Paz