Octubre 15, 2019

La peor cara de la Selección Colombia de Carlos Queiroz: entre dudas y con baja cuota de gol

Colombia enfrentará en noviembre a Perú y Ecuador - Erwin Spek/Soccrates/Getty Images

Escuche este Artículo

Colombia no gana un partido desde el pasado 23 de junio. Además, desde hace más de diez años que el seleccionado ‘tricolor’ no pasaba sin anotar siquiera un tanto en una doble jornada FIFA.

La Selección Colombia mostró su peor cara, este martes, tras caer goleada 3-0 frente a Argelia. En la cancha del estadio Pierre-Mauroy terminó viéndose la presentación más floja durante la era de Carlos Queiroz. Y, de esta manera, el portugués sufrió su segunda derrota desde que asumió las riendas del combinado nacional (tiene además seis victorias y cuatro empates).

Adional a las estadísticas, lo que dejó la ‘tricolor’ luego del encuentro frente a los africanos, fue una serie de dudas en su planteamiento; un experimento fallido en varias zonas del campo; y la pobre cuota de gol: desde hace más de una década que no pasaba en blanco una doble fecha FIFA.

La autocrítica de Carlos Queiroz: “Aunque Argelia estuvo mejor y es un resultado duro, fue exagerado”

La última vez que esto ocurrió fue bajo la dirección técnica de Jorge Luis Pinto, cuando el 29 de mayo de 2008, Colombia cayó 1-0 con Irlanda, y cinco días después perdió por el mismo marcador con Francia. A esto hay que sumarle que los nuestros no ganan un partido desde el pasado 23 de junio, cuando en la última fecha de la fase de grupos de la Copa América Brasil 2019, derrotaron por la mínima diferencia a Paraguay.

Todo lo anterior desde los fríos números, pero a eso se suman los puntos bajos que se vieron en la ciudad de Lille (Francia) frente a los argelinos.

Una defensa con tres hombres nuevos como Luis Orejuela, Óscar Murillo y Johan Mojica, quienes estuvieron comprometidos en las anotaciones con malas entregas, desorganización y fallas a la hora de presionar, como en el tercer gol de Mahrez, quien llevó el balón a su antojo sin que ni siquiera se le hiciera una falta o se le presionara, cuando cortó desde el sector izquierdo para el centro.

Luego, un mediocampo que extraño la solidez de Wilmar Barrios y el funcionamiento como volante mixto de Juan Guillermo Cuadrado. Al primero no lo supieron suplir ni Jefferson Lerma, ni Mateus Uribe. Y, el segundo, jugó como extremo pegado a la raya y terminó siendo aquel jugador de la era Pékerman que gambeteaba cuando había que jugar rápido, desbordaba poco y perdía mucho el balón.

Sin embargo, la zona que está en total deuda es la de adelante. Con las ganas que han mostrado los diferentes atacantes (Alfredo Morelos, Luis Fernando Muriel, Roger Martínez, Luis Sinisterra, Luis Díaz y Andrés Ibargüen), no basta para suplir el mayor déficit de esta Selección: los goles (dos en los últimos cinco partidos).

Si bien la responsabilidad de reemplazar a Duván Zapata, lesionado en el juego contra Chile, no era una tarea fácil; la entrega, los buenos movimientos y el sacrificio, no fueron suficientes para cumplir con la tarea más importante de un delantero: anotar.

Eso sí, en este aspecto los atacantes no son los únicos responsables. Pues si algo quedó en evidencia, especialmente frente a Argelia dada la necesidad del partido, fue la falta de ideas a la hora de generar juego ofensivo.

Ahí levanta la mano James Rodríguez, sin duda el mejor de los nuestros y que espera afianzarse en Real Madrid para volver a la Selección.Más atrás aparece Juan Fernando Quintero, quien con su regreso en River Plate bien se podría convertir en una variante válida para la generación de fútbol en el seleccionado que dirige Queiroz. 

El entrenador portugués al servicio de nuestro país si bien debe imponer su idea, no puede ser ajeno a la materia prima que tiene; la cual necesariamente deberá acoplar a su filosofía de juego.

Ya en las redes sociales los aficionados y un amplio sector de la prensa han criticado el fútbol vertical, con una sola idea de juego y sin la pausa y el toque que ha caracterizado a la Selección Colombia.

Además, de contemplar la opción de que vuelvan a mediano plazo hombres como James e incluso Falcao García, del Galatasaray, dependiendo de su evolución de una lesión que lo aquejó en los últimos días.

Se espera que para los próximos partidos del seleccionado colombiano se tomen los correctivos del caso, desde la misma convocatoria y pasando por la puesta en marcha de los duelos en Estados Unidos frente a Perú, en Miami, y contra Ecuador, en New Jersey.

Y es que corren los días, las semanas y los meses y se vienen las competencias oficiales con el inicio de la eliminatoria rumbo al Mundial de Catar 2022 y la Copa América 2020. El tiempo apremia y los plazos para la hora de la verdad se acortan. Así que la exigencia sube para Carlos Queiroz y su cuerpo técnico.

Infórmese sobre lo que sucede con los Colombianos en el Exterior. Noticias actualizadas de los futbolistas colombianos que juegan en las distintas ligas de fútbol en el mundo.

 

Más contenidos sobre: