Agosto 25, 2011

Justo Villar y Gonzalo Martínez hablaron del ‘Tata’ Martino

Martino es sinónimo de éxito. Durante su época de entrenador de clubes consiguió 10 títulos en torneos paraguayos (seis con Libertad y cuatro con Cerro Porteño).

Después, al mando de la selección de Paraguay, el argentino la clasificó al Mundial de Sudáfrica 2010 y la llevó hasta los cuartos de final, fase en la que cayó tras un juego vibrante (1-0) con España, posterior ganadora del certamen.

En su última participación al frente del equipo ‘guaraní', el ‘Tata' y sus dirigidos se quedaron con el subcampeonato de la reciente Copa América disputada en Argentina.

Y qué mejor para hablar de Martino que Justo Villar, a quien el entrenador le dio durante casi toda su estadía en la selección paraguaya la responsabilidad de ser el capitán.

El Golcaracol.com contactó desde La Plata (Argentina) al nuevo arquero de Estudiantes, quien describió al ‘Tata' como "un grande. Es un gran entrenador, con unos ideales increíbles, que respeta a rajatabla y hace que todo el mundo le tenga un cariño especial, no solamente por lo profesional sino por su personalidad".

Del trato que tiene con los jugadores, Villar dijo que Martino "hace que el grupo se sienta muy identificado con él y confiado. Es una persona muy leal, que dice las cosas de frente como tiene que ser. En los cuatro años que estuvo con nosotros logramos grandes cambios, no me cabe duda de que, en un gran porcentaje, él es el gran responsable de lo que fue la selección en los últimos tiempos".

Acerca del estilo de juego inculcado por el adiestrador a la ‘guaraní', Villar manifestó que a él "le gustaba que el equipo tuviera la pelota, que jugara con ella. Fue ofensivo, especialmente durante la Eliminatoria al Mundial, ya que teníamos jugadores para ese tipo de cosas. A nosotros por ahí nos tocó mucho lo que le pasó a Salvador Cabañas (recibió un balazo en la cabeza), ya que en nuestro esquema siempre fue muy importante".

Sobre la posibilidad que tuvo Martino para llegar a dirigir a la selección Colombia, el guardameta expresó que "no me sorprendió, porque él es una persona que siempre ha admirado el fútbol colombiano, siempre le han sobrado palabras de elogios para la Selección Colombia. Si se hubiera dado su contratación, creo que para nosotros no habría sido tan bueno (tono jocoso) porque tendríamos a una Colombia que juega muy bien y hubiera sido aún más difícil con un estratega que nos conoce a la perfección".

Uno de los factores que analizó muy bien la Federación Colombiana de Fútbol al momento de contactar a un técnico extranjero fue el de la capacidad que este pudiera tener para adaptarse rápidamente al fútbol colombiano y su entorno, a lo que Villar respondió que Martino no hubiera tenido problema ya que "no es una persona que se encierre en sus cosas, asume sus retos y se lleva bastante bien con los demás; le puede brindar ayuda a quién se la pida", concluyó el futbolista.

Gonzalo Martínez también había aprobado al técnico

El defensor del Deportivo Cali tuvo como entrenador a Martino en 2006 durante su paso por el Libertad del Paraguay, con el que coronó título en los dos torneos internos del año.

Martínez describió a Martino como "un buen técnico, un tipo serio que sabe trabajar dentro y fuera del campo. Es aguerrido, le gustan mucho los equipos que corren, los equipos cortos, ordenados. Exige mucha concentración en los entrenamientos, le gusta que uno trabaje al máximo y que esté concentrado todo el tiempo. Definitivamente, sabe lo que quiere".