Febrero 8, 2012

Leonel Álvarez: “Colombia se encargará de juzgar a cada uno de los responsables”

Hace 57 días se oficializó la salida de Leonel Álvarez del combinado nacional. Fue el fin de un ciclo que duró cinco partidos, tres de ellos por Eliminatoria con un saldo de una victoria (Bolivia, 1-2), un empate (Venezuela, 1-1) y una derrota (Argentina, 1-2).

"Es necesario dar un timonazo para poder clasificar al Mundial de Brasil 2014", justificó en el momento de la confirmación del despido Luis Bedoya, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol.

Entonces pasaron los días, se miraron hojas de vida, se gestionó infructuosamente con Gerardo Martino y apareció José Néstor Pékerman como timonel del equipo nacional.

Y desde la barrera, desde el exilio, casi, a pesar que permaneció en Colombia, Leonel Álvarez vivía su propio duelo. Hoy El Colombiano publica una entrevista en la que quien fuera ícono de la Selección se desahoga. Aquí algunos apartes de la conversación:

¿Por qué se aisló cuando salió de la Selección?

"Era necesario aislarse un poquito, más cuando la gente espera que uno haga un mal comentario y hable cosas en un estado de calentura luego de lo que me pasó".

Se nota mucha tranquilidad en usted...

"Gracias a Dios puedo mirar a todo el mundo a los ojos y estar con la cabeza levantada, porque no le debo nada a nadie, todo lo he conseguido con trabajo. Uno de los que más se pronunció tras mi situación fue el Pibe Valderrama, porque se ha dado cuenta de cosas y no ha sido fácil que las asimile. Él, igual que yo y muchos excompañeros, anhelaban que yo continuara, pero ya hay que echarle tierra a lo que pasó. Aprendí, crecí en todos los aspectos y ahora estoy tranquilo".

¿La Selección dejó heridas?

"La única cicatriz grande que me dejó la Selección es la de ligamento de tobillo que tuve en mi época de jugador. Después llegaron cicatrices muy profundas, pero que lo fortalecen a uno sin desconocer que la única alternativa de nosotros los entrenadores es ganar y mostrar resultados, más cuando los procesos no se respetan y a todos nos tienen el plan B: otro técnico listo".

¿Qué le faltó?

"Creo que tenía derecho a una revancha deportiva; me hubiera gustado que me aguantaran un poco y me dieran continuidad y la oportunidad de ganar, porque me sobra sentido de pertenencia. Asumo responsabilidades y no paro de pensar en la victoria".

¿Está listo para regresar?

"No tengo porqué descansar, pues soy una persona joven que se equivoca en su afán de seguir creciendo. Así uno tenga mucha madurez, falla cuando está buscando el bien para su equipo partiendo de la lealtad y transparencia. La salida de la Selección no me quitará lo bueno ni me hará más malo. Yo espero dirigir pronto, sin desearle el mal a mis colegas ni candidatizarme en ningún equipo, porque las cosas van llegando solas y en su justo momento".

¿Por qué cree que salió del combinado patrio?

"Yo sé las causas y las razones, pero Colombia se encargará de juzgar a cada uno de los responsables, porque yo sigo tranquilo y sin rencores".

¿Cómo le anunciaron su salida de la Selección?

"Mediante una llamada, que no fue lo más ético y lo más profesional: Con 108 partidos con la Selección al menos uno merece ver a los directivos, es un derecho ganado. Pero todo esto fortalece y ayuda y, reitero, no tengo rencor con nadie. Al contrario, sé lo que quiero, lo que pretendo y para dónde voy".

¿Cuál es el balance de su paso por Colombia?

"Esto para mí no fue un fracaso. Fue un crecimiento enorme haber pasado por la Selección y me servirá hacia el futuro. De cinco partidos gané tres, empaté uno y perdí otro. Además, ganamos en La Paz, donde ni con el gran grupo que tuvimos en mi época de jugador lo pudimos lograr".

¿Es feliz hoy en día?

"Muy, muy feliz... Yo soy una persona separada, feliz con mis dos hijos, con los que tengo buena relación. Pero llegará el momento en que alguien lo llene a uno en la parte sentimental. Y no es que esté diciendo que voy a buscar novia, pero sí es bueno una compañía para compartir los momentos lindos y los difíciles".

¿Qué lo hace llorar?

"Lloré tanto en el reality -Isla de los Famosos- y con la muerte de Andrés Escobar ... Y ahora, en esto de la Selección, lloré por dentro. Pero las injusticias y la deslealtad lo dejan a uno muy triste".