Agosto 12, 2012

Se acabó Londres 2012... ¿por qué todos en Colombia señalan al fútbol?

A la sombra de la Selección Colombia femenina, que se clasificó por
primera vez a unos Juegos Olímpicos en Londres 2012, el seleccionado
masculino ya contabiliza dos décadas (los últimos cinco Juegos
Olímpicos) sin lograr clasificarse al evento deportivo más importante a
nivel orbital.

Los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 están presentes en la memoria de
los colombianos, por la hazaña de la atleta Ximena Restrepo al conseguir
la primera medalla en atletismo para Colombia (bronce en los 400 Mts.),
y por la discreta participación de la Selección Colombia, que llegó
como gran favorita al oro en fútbol masculino, y terminó siendo la gran
decepción del torneo.

Camino allanado a los Olímpicos

Por aquellos días se disputaba el tradicional Torneo Preolímpico de la
Conmebol, que desde 1960 entregaba dos cupos a los Juegos Olímpicos.
Mediante este formato la Selección Colombia se clasificó a cuatro
torneos olímpicos: México 68, Múnich 72, Moscú 80 y Barcelona 92 (en
todas en condición de subcampeón).

Para finales de 1991, y tras haber dirigido a la Selección Colombia en
el Mundial de Italia 90, Francisco Maturana fue contratado como
entrenador del Real Valladolid de España, y su lugar como seleccionador
nacional fue delegado a Hernán Darío Gómez, quien había sido su
asistente tanto en la Selección como en su etapa en Atlético Nacional.
El Preolímpico de 1992, disputado en Paraguay, fue el primer torneo
oficial que dirigió 'El Bolillo' al frente del combinado nacional.

El rendimiento de la Selección en el Preolímpico superó las
expectativas: de siete partidos jugados, ganó cuatro, empató dos y sólo
perdió uno, contra Paraguay. Con Faustino Asprilla en pleno estado de
forma (jugador del torneo), e Iván René Valenciano como goleador, la
Selección quedó segunda, por detrás de la anfitriona Paraguay, y logró
así su clasificación a sus cuartos Juegos Olímpicos.

Los candidatos al oro, a casa con las manos vacías

Habiendo logrado la clasificación al Torneo Olímpico de Fútbol, la
Selección Colombia se concentró durante tres meses en Barranquilla para
prepararse de cara a los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Para Víctor
Marulanda, integrante de ese equipo, "las condiciones climáticas de
Barranquilla eran muy similares a las de Barcelona, por eso fue muy útil
concentrarnos allí y trabajar al nivel del mar".

El seleccionador convocó 20 jugadores Sub23, de los cuales sólo Geovanis
Cassiani tenía algún tipo de experiencia internacional, puesto que ya
había sido convocado a la Selección de mayores para la Copa del Mundo de
Italia 90', aunque no jugó en esa ocasión.

Ubicada en el grupo B junto a la local España, Qatar y Egipto, la
Selección Colombia llegó a los Olímpicos con un alto margen de
favoritismo al oro entre sus rivales. El antecedente de Italia 90 y el
buen momento que atravesaban jugadores como Asprilla (recién trasferido
al Parma de Italia), Valenciano, y Víctor Hugo Aristizábal, que ya
empezaba a brillar en Atlético Nacional, hacían prever una buena
participación de Colombia en los Juegos.

"Yo no sabía para dónde iba. No tenía ni idea de lo que eran unos Juegos
Olímpicos", confesó 'El Bolillo' Gómez al periodista Fabio Poveda en su
libro "'Bolillo' Golpe a golpe".

Diferente a lo que sería una concentración para una Copa del Mundo, el
tener que hospedarse en la Villa Olímpica implicaba convivir con atletas
de otras disciplinas deportivas, de diferentes nacionalidades y
exponerse a todo tipo de distracciones y excesos: "(La Villa Olímpica)
era inmensa, con un restaurante abierto las 24 horas y una gran variedad
de platos, una discoteca, un salón de juegos, más allá la playa con
mujeres exuberantes mostrando sus senos, y una máquina donde podían
comprar condones".

El debut en el torneo se produjo en Valencia ante la anfitriona, España.
A priori era el rival más difícil del grupo, y en efecto lo fue: con
senda goleada 4-0, la Selección Colombia caía derrotada en su primera
salida. Ante la desilusión se dieron los excesos: "No pudimos reponernos
de ese golpe": confesó 'El Bolillo' Gómez. "Al regresar a Barcelona los
jugadores de distrajeron demasiado, comían exageradamente, recorrían la
Villa de punta a punta, hicieron amistad con muchachas de otros países:
fue un caos", lamentó el ex seleccionador.

El empate 1-1 frente a Qatar en el segundo partido ya dejaba ver la
desconcentración en el seno del grupo, tal y como lo reconoce Marulanda:
"Fuimos poco profesionales. Era una Villa inmensa, nos encontrábamos
para entrenar, pero no había convivencia en el grupo".

Y la derrota en el último partido ante Egipto 4-3 fue el desenlace de un
sueño de oro olímpico que se esfumó en medio de la falta de
profesionalismo, como lo puntualizó 'El Bolillo': "El grupo no era
difícil, debimos ganarles, pero ¿cómo?, si éramos unos gordos
trasnochados".

Tras la decepcionante eliminación de la Selección Colombia en la primera
fase del Torneo Olímpico de Fútbol en Barcelona 92, la Federación
Colombiana de Fútbol ratificó sorpresivamente al cuerpo técnico,
encabezado por Hernán Darío Gómez, para afrontar las eliminatorias a la
Copa del Mundo de Estados Unidos 94. El seleccionador ya había sido
parte del cuerpo técnico de Italia 90', en condición de asistente
técnico de Francisco Maturana, así que se le confió la tarea de
clasificar a la Selección a la próxima cita mundialista.

Y así fue: al parecer la considerada "desastrosa travesía" por Barcelona
no había sido tal, y por lo contrario, sirvió para que 'El Bolillo'
integrara a varios de aquellos jugadores Sub 23 a la Selección mayor. En
total, fueron seis jugadores de aquel seleccionado Olímpico que luego
integraron la nómina mundialista del 94': Farid Mondragón, Hermán
Gaviria, John Lozano, Víctor Aristizábal, Iván Valenciano y Faustino
Asprilla.

Progresión Convocatorias Selección Colombia
1990-1994

Copa del Mundo Italia
90'

JJOO Barcelona
92'

Copa
del Mundo EEUU 94'

René
Higuita

Miguel Calero

Óscar Córdoba

Andrés Escobar

Jorge Bermúdez

Andrés
Escobar

Gildardo Gómez

Robeiro Moreno

Mauricio Serna

Luis Herrera

José Fernando Santa

Luis
Herrera

Gabriel Gómez

Víctor Marulanda

Gabriel Gómez

José Pérez

Hermán Gaviria

Hermán Gaviria

Carlos
Estrada

Faustino
Asprilla

Faustino
Asprilla

León Villa

John Lozano

John Lozano

Miguel
Guerrero

Iván
Valenciano

Iván
Valenciano

Carlos Valderrama

Víctor Pacheco

Carlos
Valderrama

Bernardo
Redín

Carlos Uribe

Anthony de Ávila

Eduardo Niño

Farid Mondragón

Farid Mondragón

Carlos
Hoyos

John Pérez

Adolfo Valencia

Leonel Álvarez

Diego Osorio

Leonel
Álvarez

Luis Carlos Perea

Gustavo Restrepo

Luis Carlos Perea

Arnoldo Iguarán

Jairo Mejía

Néstor Ortiz

Geovanis
Cassiani

Geovanis
Cassiani

Wilson Pérez

Wilmer Cabrera

Víctor Aristizábal

Víctor Aristizábal

Freddy Rincón

Jairo Calanche

Freddy Rincón

Alexis Mendoza

Omar Cañas

Alexis
Mendoza

Luis
Fajardo

 

Óscar Cortés

Rubén Hernández

 

José Pazo

 

El oscurantismo juvenil

Muy propio del medioevo, la Selección se sumió en un oscurantismo, en
cuanto a las selecciones juveniles se refiere. Tras el Mundial Sub20 de
Australia 93, Colombia no volvió a clasificarse a una cita mundialista
juvenil hasta el 2003, para el Mundial de los Emiratos Árabes Unidos,
casualmente de la mano del mismo entrenador que lo había hecho diez años
antes: Reinaldo Rueda.

El entrenador vallecaucano, quien en estos momento se desempeña como
seleccionador de Ecuador, considera que uno de los factores que ha
dificultado el regreso de la Selección Colombia a los Olímpicos fue el
cambio de formato de clasificación ante la desaparición del Torneo
Preolímpico: "Cuando la Conmebol abolió el formato Preolímpico en el
2004 e hizo que los dos primeros del Sudamericano Sub20 fueran a los
Olímpicos y los cuatro primeros al Mundial todo se complicó, porque las
potencias, como Brasil y Argentina, tienen unas divisiones menores mucho
más fuertes que el resto y se quedan con los cupos a los Olímpicos,
mientras que el resto a lo máximo que pueden aspirar es al Mundial de la
categoría".

La fortaleza de las potencias sudamericanas radica, según Rueda, en
llevar a cabo el proceso formativo de los jóvenes futbolistas en todas
sus etapas y de forma ininterrumpida: "Como parte del ciclo olímpico se
hacen torneos bolivarianos, sudamericanos y panamericanos en categorías
Sub15, Sub 17, Sub20 y Sub23, y nuestros futbolistas no están
mentalmente preparados para afrontar todo el proceso en su totalidad".

Por otra parte, Rueda destaca la importancia que se le debe dar a los
juveniles en formación mediante la norma del jugador juvenil en el
torneo local: "Es una lástima que en Colombia no se aprovechara en su
momento esa norma, porque era viable para promover a los mejores
jugadores jóvenes en sus equipos". En Colombia, dicha norma fue
descartada luego de la realización del último Mundial Sub20 en nuestro
país.

A su vez, Rueda, quien también fue seleccionador de Honduras en la Copa
del Mundo de Sudáfrica 2010, enfatizó: "En Honduras la norma del juvenil
está vigente desde 1999, y vemos cómo a largo plazo ha sido exitosa con
la clasificación de las selecciones juveniles de Honduras a los dos
últimos Juegos Olímpicos y los dos últimos mundiales juveniles".