Marzo 26, 2015

Falcao García y Adrián Ramos: un partido para subir la moral

Es fácil criticar un amistoso frente a Baréin: ¿qué hace la tercera mejor selección del mundo jugando frente a un rival inferior?, ¿sólo importa la plata?, ¿esto de qué sirve para la Copa América? y muchos más interrogantes pueden aparecer, pero una vez más José Pékerman mostró su pulso.

Tras su momento con el manchester United Falcao García necesitaba no sólo este partido sino esta concentración con su Selección; necesitaba sentirse querido, importante, útil; necesitaba tener la palabra atenta de su técnico, el que lo levantó cuando estaba hecho trizas por la lesión que lo dejó sin Mundial. 'El Tigre' necesitaba esos dos goles que hizo... sí, a un rival inferior, pero un goleador necesita secar su pólvora y espantar a los fantasmas de una mala racha, y para eso son estos partidos, para subir la moral de los jugadores.

Pékerman lo tenía clarísimo. En la rueda de prensa anterior al juego señaló "ya van a ver a Falcao en la Copa América", destacando el hambre que tiene el capitán de la Selección por demostrar su valía, y fue grato verlo correr cada pelota en Manama, sentirse de nuevo una fiera en el área, sentirse el líder de un equipo.

Algo similar puede decirse de Adrián Ramos: contratación estrella y suplente en el Borussia Dortmund. El que fuera uno de los artilleros de la pasada Bundesliga en esta no marca desde el año pasado, y ese gol que hizo tras su ingreso para la segunda parte lo celebró con la rabia del que sabe que se está quitando el peso de un mundo de encima.

¿Inútil el amistoso con Baréin? Pregúntenselo a Falcao y 'Adriancho'. Ellos sí que necesitaban esto.