Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Rueda entregó las llaves de la Selección Colombia a Cuadrado, tras no haber convocado a James

Días después del inicio de la era de Reinaldo, al frente de la 'tricolor', el hombre de la Juventus es el llamado a marcar la diferencia.

Reinaldo Rueda en Selección Colombia
Reinaldo Rueda en Selección Colombia
Federación Colombiana de Fútbol

Reinaldo Rueda enfrentó una de las decisiones más difíciles antes de sentarse nuevamente en el banquillo de la Selección Colombia. Dejó a James Rodríguez fuera de la nómina para la Copa América 2021 y supo capear el temporal de críticas con valiosos resultados ante Perú y Argentina en la Eliminatoria a Catar 2022.

El goleador del Mundial de Brasil 2014, la cara más relevante de la era Pekerman, donde Colombia alcanzó por primera vez los cuartos de final de una Copa del Mundo y se marchó de Rusia 2018 por penales en los octavos, perdió su lugar en la selección por las recurrentes lesiones que lo castigan sin tregua.

En su tercer ciclo con la selección colombiana, Rueda se enfrentaba a sacar del pozo a un combinado mal herido camino al Mundial-2022, que se devoró al técnico Carlos Queiroz con dos humillantes derrotas ante Uruguay (3-0 en Barranquilla) y Ecuador (6-1 en Quito) en noviembre pasado.

El portugués duró 22 meses vestido de amarillo, azul y rojo, y las miradas inmediatamente se dirigieron a Rueda, quien por ese entonces estaba metido en problemas con la selección de Chile, y todo indicaba que sus días en Santiago estaban por terminarse.

Dicho y hecho. Con Queiroz afuera Rueda fue el elegido. Y su primera gran misión después de seis meses de su nombramiento -sin fútbol de selecciones por la pandemia- fue encarar la doble fecha eliminatoria ante Perú y Argentina con una selección herida que marchaba séptima.

EL CASO JAMES

Publicidad

El gran problema que se encontró fue el bajo estado de forma del astro cafetero, aquejado por repetitivas lesiones en las pantorrillas y que lo llevaron a maltraer en su primera temporada en la Premier League con el Everton.

La misma fastidiosa lesión en el soleo derecho que minó su paso por el Real Madrid y que en Rusia-2018 lo mandó a la tribuna privándolo del decisivo juego ante Inglaterra en los octavos de final.

Rueda consideró que el '10' no se encontraba "en el nivel óptimo de competencia" -se perdió 16 partidos entre enero y mayo por lesiones- y lo excluyó de la nómina para los choques premundialistas y la Copa América, a lo que James respondió con dolor y se quejó de "no recibir la confianza" del nuevo DT.

El Everton salió en defensa de su jugador estrella argumentando que la recuperación adelantada, que lo marginó de las dos últimas fechas de la Premier, le permitiría estar en condiciones de jugar la Copa América.

Pero no hubo caso. James quedó fuera del radar de Rueda y el técnico se las arregló para diseñar una formación de buen juego colectivo y eficaz en ataque, que la sufrió Perú en Lima, y que ante Argentina en Barranquilla, después de un primer tiempo oscuro, echó mano del orgullo y el coraje para equilibrar y empatar el juego.

CON LA ALEGRÍA DE CUADRADO

Publicidad

A la sombra de James y Radamel Falcao García bajo la conducción de Pekerman y Queiroz, Juan Guillermo Cuadrado asumió con 33 años y dos Mundiales a sus espaldas el liderazgo de la selección colombiana.

Su regularidad en la Juventus actuando como lateral derecho y en la selección como extremo por el mismo costado lo convierten en un jugador polivalente, con capacidad para asistir y marcar goles.

Alrededor de Cuadrado, Rueda está diseñando el nuevo concepto de juego de la selección, en el que el ataque apunta a Duván Zapata y Luis Muriel, los cañoneros del Atalanta.

Yerry Mina (Everton), el goleador de Colombia en Rusia, y Dávinson Sánchez (Tottenham), conforman la pareja de defensores centrales, consolidada en el Mundial-2018 pero con preocupantes lagunas en las fechas de junio en la eliminatoria.

En la zona media Mateus Uribe (Oporto) parece haberle arrebatado a Wilmar Barrios (Zenit) la posición de volante central, y Gustavo Cuéllar (Al Hilal saudí), un viejo conocido de Rueda cuando coincidieron en el Flamengo, se ganó la titularidad por su dinámica y visión de juego.

Colombia, campeona en 2001 de la Copa América de la que fue anfitriona, se marchó de la pasada edición en Brasil invicta en los cuartos de final -ganó su grupo con puntaje perfecto de 9 puntos y empató 0-0 con La Roja en los 90 minutos en los cuartos para luego caer por penales- y sin recibir goles.

En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial