Junio 15, 2011

Ese tal Ronaldo que debutó en Colombia

En enero de 1993 Colombia organizó el Suramericano Prejuvenil en Pereira, Armenia y Tuluá. Como siempre, los favoritos eran Argentina y Brasil, especialmente porque corrían rumores sobre un talentoso y flaquito delantero llamado Ronaldo Luiz Nazario de Lima que, con menos de 17 años, ya había sido promovido al primer equipo del poderoso Cruzeiro.

El que luego sería uno de los delanteros más temibles de todos los tiempos se estrenó con una triplete frente a Chile en una dura victoria 3-2, demostrando un olfato goleador y una potencia poco común para su edad y, especialmente, para su menudo físico.

Sí, parecía que Brasil iba a apuntarse al título y aclasificar al Mundial de Japón, pero por el otro lado una sorprendente selección Colombia hacía respetar su localía. Este equipo, dirigido por Germán ‘Basílico’ González, contaba con un medio campo lleno de talento y vitalidad que comandaban Jorge Bolaño y Ricardo Ciciliano, y de la mano de ellos avanzó al cuadrangular final sumando sólo victorias: 2-0 sobre Perú, 4-1 a Ecuador, 2-0 frente a Venezuela y un sorprendente 2-0 a Argentina.

Allí estaban los cuatro candidatos más claros al título: Brasil, Chile, Argentina y Colombia. El reto de quedarse con uno de los tres cupos al Mundial parecía imposible, pero el nivel fue increíblemente parejo y, para sorpresa de todos, la máquina goleadora de Ronaldo no pudo surtir efecto.

El ‘scratch’ cayó de entrada 2-1 con Argentina complicándose la vida, mientras el cuadro de ‘Basílico’ no pudo pasar del 1-1 con Chile. Los australes volvieron a empatar, esta vez 2-2 con unos brasileños en donde sólo Ronaldo marcaba la diferencia, y en un partido que resultaría definitivo Colombia derrotó 1-0 a los gauchos gracias a un gol de Iber Velasco.

Con esto, en la última fecha los cuatro equipos tenían posibilidades de ganar el título y clasificar. Los duelos eran Colombia-Brasil y Chile-Argentina, y fueron dramáticos. Mientras chilenos y argentinos empataban 2-2 en un gran partido, Colombia empezó ganando con un tanto de Velasco, pero Brasil puso el 1-1 y se fue arriba con un 2-1 que dejaba a la tricolor en el último lugar de la tabla.

Sin embargo, a los 23 minutos del segundo tiempo Ciciliano logró el 2-2 que sería definitivo y, para sorpresa de todo el continente, no sólo Colombia logró el título del Sub-17 sino que los clasificados fueron el vencedor, Argentina y Chile, dejando a Ronaldo y a Brasil sin Mundial.

Claro, ‘El Fenómeno’ se desquitaría en la categoría máxima… ¡y de qué forma!