Octubre 5, 2011

Es oficial: Eduardo Lara ya no es el técnico de la Sub-20

"Luego de una reunión en la cual se evaluaron las distintas etapas de su gestión al frente de los procesos juveniles de las selecciones nacionales, el Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol, en cabeza de su Presidente, Luis H. Bedoya Giraldo, llegó a un acuerdo con los profesores Eduardo Lara Lozano, José Helmer Silva y Rodrigo Larrahondo para finalizar su vínculo contractual con la Federación".

Así, escuetamente, la Federación dio a conocer a través de su página web el final de la era Lara, un periodo de 9 años en el que se lograron cosas importantes y muy significativas con las selecciones menores de Colombia, tanto así que la base actual del equipo de mayores pasó por las manos de Lara en juveniles, pero que en los últimos años no entregó los resultados esperados.

Sin embargo, y aunque se hace énfasis en que hay un acuerdo, lo cierto es que el manejo que le dio la Federación a esta noticia no le gustó para nada al ahora ex seleccionador. La noticia se filtró el martes en la tarde a los medios, Golcaracol.com buscó a Lara para que confirmara su salida, pero el vallecaucano no sólo se mostró sorprendido, sino que confirmó que nadie en la Federación había hablado con él.

Esta web supo que los directivos tomaron la decisión de reemplazarlo en medio del nuevo proceso que toman las selecciones Colombia con la llegada de Julio Comesaña como asesor.

¿Quiere esto decir que Comesaña asumirá la Sub-20? No necesariamente, pero sí va a haber un cambio total a una estructura de nueve años de trabajo. "El Comité Ejecutivo de la Federación iniciará un proceso de evaluación y revisión detallada para estructurar de manera adecuada el perfil del cuerpo técnico que se encargará en adelante de las categorías menores masculinas", agrega el comunicado. 

Lara fue campeón Sudamericano Juvenil en el 2005, ganó las medallas de oro en los Bolivarianos de ese año y en los Centroamericanos y del Caribe de 2006. Sin embargo, sus útimos resultados fueron malos y estuvo a punto de ser despedido en febrero después de fracasar en el Sudamericano Juvenil. 

En ese momento la Federación le dio un espaldarazo, en medio de una jornada polémica en la que quedó claro que se quedaba sin un verdadero respaldo, y se le exigió una actuación brillante en el Mundial Sub-20. El equipo nacional llegó hasta los cuartos de final, eliminada por México en El Campín.