Diciembre 5, 2017

"Chicó fue campeón; Cúcuta, Quindío o Pereira no fueron campeones de nada": Pimentel

El máximo accionista del equipo ajedrezado argumenta así su explicación para rechazar un enfrentamiento con Cúcuta, en caso de perder la final de la B con Leones.

Además del comunicado de prensa oficial del sábado pasado en el que Boyacá Chicó exige a la Dimayor declarar su ascenso a la A, pese al resultado final de la serie con Leones y que se cierra este miércoles en Itagüí, en las ultimas horas se sumaron unas declaraciones de Eduardo Pimentel, máximo accionista del equipo boyacense.

Lea acá:Tolima recibe a Santa Fe con la obligación de sacar ventaja para no sufrir en el juego de vuelta

"Nosotros tenemos un derecho adquirido que nos da el hecho de ser campeones del Torneo I 2017 y Cúcuta no fue campeón de nada este año, como tampoco lo fueron ni Pereira, ni Quindío. Eso no tiene sentido", dijo Pimentel en charla con GolCaracol.com.

El dirigente bogotano siguió indicando que "el reglamento tiene inmensos vacíos, la Dimayor hace interpretaciones erróneas, se toma ese poder sin más ni más".

Vea acá: “Los finalistas que todos pensaban, hoy no están en las semifinales”: Jorge Perdomo

Para finalizar, Pimentel Murcia dejó un integrante en el ambiente: "en caso de que nosotros le ganemos este miércoles a Leones por qué no están diciendo que Leones se tiene que enfrentar con Cúcuta...El reglamento es claro, yo no voy a pelear si no tengo la razón"'

En la ida de la final del año, que enfrenta a los ganadores del Torneo I y II de 2017, Chicó y Leones empataron 0-0 en Tunja y este miércoles, a las 5 de la tarde, se volverán a ver las caras en Itagüí para definir el gran campeón del año.

En ese sentido y según declaraciones entregadas por Jorge Fernando Perdomo, presidente de la Dimayor, a GolCaracol.com, en la premiación del Deportista del Año de 'El Espectador', reiteró que si Boyacá Chicó cae con los antioqueños deberá jugar contra Cúcuta para conocer el segundo ascendido a primera división de cara al 2018.

La polémica está abierta y el tema sigue candente.