Marzo 11, 2019

Luis Fernando Muriel y Jackson Martinez siguen sonriendo en el exterior a punta de goles

Luis Fernando Muriel y Jackson Martínez

Luis Fernando Muriel y Jackson Martínez

Los colombianos, con realidades similares hace muy poco, encontraron en Italia y Portugal su lugar en el mundo. 

Luis Muriel y Jackson Martinez vuelven a sonreír. Hace muy poco languidecían dos carreras que estaban llamadas al estrellato. De vuelta a Italia, al Fiorentina, y a Portugal, al Portimonense, se han reencontrado consigo mismo, con su mejor versión y con el gol.

Después de atravesar momentos complicados en España en el caso de ambos y China, también en el de Jackson, los dos artilleros colombianos han encontrado en su vuelta a Italia y Portugal ese fútbol que los llevó a ser los fichajes estrella para dos de los equipos más importantes de toda Europa.

Vea acá: James Rodríguez, Falcao García y Edwin Cardona y un fin de semana sobrados del lote

Muriel, exjugador del Sevilla, se incorporó al Fiorentina el pasado invierno, después de no contar excesivamente para el técnico sevillista Pablo Machín y tras no cumplir las expectativas que tanto el club, como la afición, habían depositado en él.

En el verano de 2017 el Sampdoria recibió por parte del Sevilla 20 millones de euros más variables por un fútbolista que venía de anotar trece goles y dar nueve asistencias en la Serie A. Un traspaso que resultó ser el más caro de la historia del club sevillano, por encima de los 15 millones que se pagaron por el delantero Álvaro Negredo.

En su año y medio como sevillista, el colombiano jugó 65 encuentros entre liga, copa y competiciones europeas, entre los que destacan tan solo 13 goles, nueve en la 17/18 y cuatro en la actual campaña liguera.

Incapaz de mantener un ritmo regular y de convertir los goles que se esperaban, el técnico Pablo Machín decidió apostar en la punta de ataque por el franco-tunecino Wissam Ben Yedder e incluso cambió de dibujo en el campo para dar cabida a este junto al otro punta referente, el portugués André Silva.

El Fiorentina pagó en invierno un millón de euros por la cesión y el importe íntegro de su ficha hasta julio, unos dos millones aproximadamente. La operación también cuenta con una posible opción de compra cercana a los 16 millones de euros, un 70% de lo que pagó el Sevilla por el futbolista.

En 2019, Muriel es uno de los delanteros más en forma de la liga italiana, lleva ya ocho dianas, algunas espectaculares, con el club fiorentino y es solo superado por el también colombiano Duván Zapata, quién lleva diez goles con el Atalanta. El goleador de Santo Tomás vuelve a ser ese gran Muriel.

En Portugal se encuentra otro caso peculiar de un delantero del que se esperaban grandes cosas, pero que debido a su bajo rendimiento fue condenado al ostracismo, Jackson Martinez, el ariete por el que el Atlético de Madrid desembolsó 37 millones de euros al Oporto en el verano de 2015.

El colombiano, que deslumbró al mundo del fútbol en su periplo oportista, anotó tan solo tres goles en 22 partidos disputados, se convirtió en una pieza poco habitual en el once del 'Cholo' Simeone y levantó bastantes asperezas entre una afición que había creído encontrar en él a un nuevo Radamel Falcao.

Después de su mala actuación en la campaña 15/16, el club decidió traspasarlo al Guangzhou Evergrande de la superliga china, por un total de 42 millones de euros, cinco más de lo que se había pagado al Oporto por él.

Martinez solo anotó cuatro goles en los 16 partidos que disputó entre liga y copa, además de sufrir constantes lesiones que lo apartaron de los terrenos de juego y privaron de mantener un ritmo óptimo de competición.

Vea también: Más reconocimientos para James Rodríguez en Alemania: de las figuras de la fecha

El 1 de marzo de 2018, el club y los agentes del jugador decidieron rescindir su contrato, debido a que el colombiano llevaba todo el curso sin disputar ni un solo minuto, todo ello debido a una lesión en el tobillo que le impidió jugar al fútbol durante más de 18 meses.

Es con esta lesión cuando "Chachachá" bajó de verdad a los infiernos, después de entrar en un calvario que incluso le llevó a plantearse su continuidad en el mundo del fútbol y durante el que reconoció que no podía dormir por las noches debido al fuerte dolor en su tobillo.

Fue el Portimonene quién este pasado verano decidió confiar en el futbolista y apostar en que su vuelta a Portugal pudiera ser el detonante para recuperar al que en su día fue uno de los delanteros más en forma del viejo continente.

Jackson volvía a la Liga portuguesa después de tres años, una competición en la que fue el máximo goleador durante tres campañas seguidas y en la que marcó un total de 94 goles entre Liga, Copa y competiciones europeas para el cuadro de los Dragones.

Actualmente, el colombiano ha jugado ya 19 partidos con el club portugués, con un total de siete goles y tres asistencias, pero sobre todo, ha dejado buenas sensaciones entre la afición de un club que ocupa actualmente la novena posición de la liga portuguesa.

Descargue aquí completamente gratis la aplicación de Gol Caracol Resultados