Abril 10, 2019

Huracán fue de paseo a Brasil: cayó goleado 4-0 con Cruzeiro, que contó con Luis Orejuela

Luis Orejuela jugó todo el encuentro - Juliana Flister/Getty Images

El lateral colombiano jugó los 90 minutos, mientras que en el equipo argentino, ya eliminado de la Copa Libertadores, ingresó en el segundo tiempo Andrés Felipe Roa.  

Cruzeiro logró este miércoles su pase a los octavos de final de la Copa Libertadores 2019 al liquidar sin piedad por 4-0 al argentino Huracán, con tripleta y soberbia actuación de Fred.

El veterano delantero marcó sus dianas, dos de cabeza y una con el pie, en los minutos 19, 23, 32, para que el 'raposa' cumpliera con el guión previsto ante los aturdidos argentinos. Dodó pusó el colofón en el 83.

Con 12 puntos, Cruzeiro se clasificó a los octavos de final. Si Deportivo Lara no le gana a Emelec el jueves, lo hará como primero del Grupo B.

Huracán, con 1 punto, quedó eliminado, sin haber ganado ninguno de los cuatro partidos de la fase de grupos.

Consciente de su superioridad física, técnica e histórica, Mano Menezes salió a resolver rápido, y su esquema 4-2-3-1 le dio rápidos y buenísimos frutos.

La idea fue, desde el inicio, buscar al artillero Fred, un histórico de la 'canarinha', en la punta.

Y hacerlo con pases rápidos desde la línea de tres voltantes ofensivos - Marquinhos Gabriel, Rodriguinho y Robinho - que le dieron al equipo un imparable poder ofensivo.

A sus 35 años, y con una dilatada carrera que le llevó a jugar en el Olympique de Lyon entre 2005 y 2009, Fred aceptó el reto.

Vea acá: ¿Y no lo van a comprar?, James Rodríguez fue nominado por la Bundesliga a mejor jugador marzo

Y en 30 minutos ya había cumplido y sella una noche redonda en la que cumplía 100 partidos con el 'raposa'.

Primero fue un cabezazo en diagonal que agarró al portero paraguayo Antony Silva desarmado y a contrapié.

Poco después, Cruzeiro, que lleva cuatro victorias y no ha encajado ningún gol, se marcó una gran jugada de equipo que muestra el por qué se piensa en él para que se lleve la tercera Libertadores de su historia.

Fue un centro de rosca de Robinho recogido con la zurda por Marquinhos Gabriel, que le dejó un pase picado para que Fred disparara a placer.

Ya convertido en el héroe de la noche, el artillero volvió a las andadas: tras un centro de Dodó, se marcó un potente cabezazo que doblegó la mano de Silva.

Los guantes de Fabio

Pero la mejor jugada del partido salió de los guantes del portero local Fabio. Es de aquellas que dejan atónito al público y explica por qué los brasileños son, junto al argentino San Lorenzo, el único equipo que no ha encajado ningún gol.

Fue en el minuto 20, poco después del primer gol de Fred.

Los argentinos desplegaron un rápido contraataque que terminó en las botas de Lucas Barrios, que estaba solo y al borde del área chica. El delantero argentino nacionalizado paraguayo disparó a bocajarro, pero Fabio la paró milagrosamente con la mano y el balón fue despejado por el poste.

Ahí apareció la bota de Israel Damonte dispuesto a fusilar, pero el portero volvió la volvió a rechazar con la ayuda de Dedé.

Huracán reclamó mano de Dedé, sin suerte.

El segundo tiempo no tuvo nada que ver con el primero. Ni el uno ni el otro tenían nada que perder ni que ganar, y el juego decayó en intensidad.

Menezes cambió a Fred, que se retiró ovacionado, y jugó a no arriesgar nada, pensando en la ida de la final del campeonato regional de Minas Gerais (sureste) el domingo ante Atlético Mineiro, su archirrival.

La única jugada destacada fue el gol de Dodó, un disparo con rosca desde el borde del área grande que Silva apenas alcanzó a rozar y entró por la escuadra.

Ficha técnica: 

Descargue aquí completamente gratis la aplicación de Gol Caracol Resultados