Septiembre 5, 2017

El show de Neymar en Barranquilla: pasegol, despliegue y magia

Neymar, máxima figura de Brasil. AFP

El brasileño fue el mejor -con amplia diferencia- entre sus compañeros. Suya fue la asistencia para que Willian marcara.  

El show de Neymar no necesita goles para lucir. Ni en su nuevo club, el PSG, ni en la selección de Brasil. Su imagen con la pelota es el recuerdo viviente del ‘jogo’ bonito que profesaron sus antepasados y la esperanza de que permanecerá en el futuro.

Contra Colombia, en pleno Metropolitano, el delantero fue varios futbolistas en uno solo: velocidad, manejo de pelota, pase, cabeza fría… Su repertorio lo sufrió Santiago Arias, Cristian Zapata, Dávinson Sánchez y Frank Fabra. Por donde atacó Neymar se encendió la alarma.

Un remate cruzado mano a mano con David Ospina, otro detenido por Dávinson, un cierre de Abel Aguilar, una carrera en la que dejó atrás a Arias desde la mitad de la cancha hasta el corazón del área. Opciones le sobraron, pero compañeros para finalizarlas le faltaron.

Menos en una, cuando el descanso llegaba. Un pase al vacío de Alves fue decorado con un toque suyo, sutil pero definitivo, para bajarle el balón a Willian, quien remató de primera para el 1-0 parcial de Brasil.

Lea también: Figuras: James y Falcao, un abrazo de gol en la Selección Colombia

Lo del exBarcelona con Brasil es talento y entrega. Corrió cuando nadie más lo hacía, desde el primer minuto hasta el último. Un centro suyo en el 89 no encontró destino en el área, pues su despliegue no lo pueden seguir rivales ni compañeros.

Al final, salió satisfecho. Había cumplido. Asistió el gol y destiló una magia. Ese es Neymar.

Temas relacionados: